El Juzgado de Segovia ordena seguir las actuaciones por el atropello de un autobús sin conductor a cinco personas

El Juzgado de Segovia ordena seguir las actuaciones por el atropello de un autobús sin conductor a cinco personas

|

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Segovia ha decidido que se continúe la tramitación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado para dilucidar si los hechos ocurridos el 14 de agosto de 2018 por la conductora de un autobús urbano de la capital, N.E.P.M., fueran constitutivos de cinco delitos de lesiones por imprudencia grave. 


Los hechos que se juzgarán se remontan a las 19:20 horas del citado día cuando la conductora de la línea 2 paró el autobús en una parada de la vía Roma dejando las ruedas orientadas hacia dentro de la calzada. En esta se montaron tres pasajeros.


Según indica el auto, la conductora llamó por teléfono al mecánico entonces para comunicarle una incidencia que marcaba el panel de mandos. Acto seguido, esta abandonó el puesto de conductor sin dejar accionado el freno de estacionamiento y salió por la puerta de entrada de los pasajeros para desconectar la batería del vehículo desde el exterior, ya que para eliminar la citada incidencia solo se podría realizar de esa manera. 



Sin embargo, al no haber accionado el freno, el autobús comenzó a moverse por la pendiente de la calzada en dirección a la acera del lado opuesto sin que la conductora lograra detener la marcha del mismo pese a sus intentos. Por ello, el autobús chocó contra el bordillo de la acera opuesta tras invadir los dos sentidos de la circulación. 


Como consecuencia de ello, el autobús, tras este choque, continuó su circulación colisionando contra una farola, un muro de piedra que protege la acera de un desnivel y una señal para, a continuación, chocar contra un turismo estacionado y provocando nuevas colisiones contra otros vehículos y diferente mobiliario. 


Además, en esta trayectoria, en la que llegó a circular por la acera, acabó causando lesiones de distinta consideración a los peatones que andaban sobre ella, M. F. L., M. F. V., R. L. A., J. S. G. y A. B. V. D., siendo esta última peatón la que resultó con lesiones de mayor gravedad al sufrir fractura trimaleolar del tobillo derecho que ha requerido de dos intervenciones quirúrgicas, estando a la espera de realizar una artrodesis de tobillo que tiene prescrita.