Familia e Igualdad de Oportunidades destina más de 164.000 euros a la integración social y laboral de la comunidad gitana
Comunidad Gitana en Zamora

Familia e Igualdad de Oportunidades destina más de 164.000 euros a la integración social y laboral de la comunidad gitana

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la concesión de una subvención de 164.119 euros a la Fundación Secretariado Gitano para la puesta en marcha de programas que permitan conseguir la total integración social y laboral de la comunidad gitana de Castilla y León. En 2019, fueron atendidas a través de estos programas más de 760 personas
|

La subvención a la Fundación Secretariado Gitano tiene por objeto cofinanciar el Programa Operativo Plurirregional de Inclusión Social y de la Economía Social (POISES) con un importe de 145.000 euros, a través de los programas “Acceder” y “Promociona”, llevados a cabo en Burgos, Palencia, León, Salamanca y Valladolid. El objetivo del programa “Acceder” es mejorar la inclusión social y laboral de personas pertenecientes a comunidades marginadas, tales como la población gitana, mientras que el programa “Promociona” pretende combatir la elevada tasa de abandono escolar temprano entre el alumnado gitano.


Además, se financiará con un importe de 19.119 euros, también dentro del POISES, el programa ‘Cali’ por la igualdad de las mujeres gitanas, que tiene por objeto la integración social y laboral de las mujeres gitanas y la lucha contra la discriminación que padecen.


A través de los diferentes programas, durante el pasado año se ha atendido a más de 760 personas. Así, 636 usuarios han participado en el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social, de los que 327 han sido mujeres y 309 hombres; desde el programa Promociona, durante el curso escolar 2019-2020 se ha trabajado con 125 alumnos en 46 centros educativos de la Comunidad.


En Castilla y León residen alrededor de 25.000 personas de etnia gitana con una situación social muy diversa y sujeta a un fuerte proceso de transformación. En las últimas décadas se ha producido, una sensible mejoría en sus condiciones de vida, propiciada por el acceso de la población gitana a los sistemas de protección social, de salud, educación y vivienda, pero todavía existen aspectos pendientes de mejorar como es el caso de la exclusión del mercado de trabajo de una parte de la población gitana y la destrucción de empleo actual que está repercutiendo muy negativamente en este sector. En el caso de la mujer gitana la discriminación es múltiple, de ahí la necesidad de paliar la discriminación que sufren las mujeres gitanas y combatir también la violencia de género.