Amarga crítica socialista a la consejera de Sanidad por "culpar a los salmantinos" de la situación epidemiológica

Amarga crítica socialista a la consejera de Sanidad por "culpar a los salmantinos" de la situación epidemiológica

|

El PSOE de Salamanca ha pedido a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que la próxima vez que llegue a Salamanca fije la fecha exacta de la apertura del nuevo hospital y su funcionamiento a pleno rendimiento o venga con anuncios de contratación de más personal sanitario, mejores condiciones laborales para los profesionales o la apertura de consultorios y centros de salud. 


Y es que a su juicio, “la nefasta situación sanitaria de Salamanca es fruto de la falta de previsión, de la carencia de recursos materiales y humanos, escasa inversión y por una nefasta y caótica gestión prácticamente nula de la Junta de Castilla y León, de su presidente Mañueco y sus socios de Gobierno de Ciudadanos que no cumplen con los protocolos que ellos mismos imponen”, como ha comentado la secretaria de Sanidad en la Ejecutiva provincial de los socialistas salmantinos y concejala en el Ayuntamiento de Salamanca, María García.


Así se ha expresado en relación a la visita de Casado este miércoles en el que, en un comunicado, le ha acusado de "venir para culpar a los salmantinos, acusándoles de irresponsables y de no cumplir con las normas o las cuarentenas, de la mala situación sanitaria en Salamanca”.


De esta manera, según indica, la causa de los rebrotes y el repunte de la pandemia en Salamanca está en "la falta de previsión, de inversión y en la carencia de recursos que la Junta de Castilla y León está aplicando. La socialista le recuerda a la consejera de Sanidad la "limitación de medios, de recursos materiales y humanos para realizar los test y generalizar las pruebas de detección y cumplir con los rastreos y los seguimientos tal y como recomiendan sus propios protocolos y los del Ministerio de Sanidad".


En este sentido, María García ha denunciado que el Sacyl no está haciendo pruebas PCR suficientes, y que las que se hacen a los contactos de una persona que ha dado positivo por Covid-19 se hacen nueve o diez días después, cuando dicha prueba debería ser inmediata. "Y no solo por la falta de reactivos y de productos para ello, sino también, por la ausencia y el envejecimiento de los aparatos con los que se cuenta en Salamanca y que están fallando, y al trasiego del robot que hace dichas pruebas de forma más rápida que tiene que viajar de una provincia a otra. De nada sirve tener muchos rastreadores si no se le da las herramientas necesarias para poder controlar los brotes y mucho más si no se cuenta con el número de ellos que se necesitan”


 Las pruebas de PCR, ha remarcado la responsable de Sanidad en el PSOE de Salamanca, es una técnica laboriosa que requiere de buenos equipos actualizados tecnológicamente y de personal cualificado para que en cuatro horas cómo máximo obtener el resultado. En estos momentos, ha demandado María García, Salamanca necesita actualizar su tecnología, obtener máquinas PCR de distintas marcas para asegurar su falta de stock y sus reactivos y, de esta forma, “aumentar su capacidad diagnóstica además de contratar más personal cualificado".


En sus palabras, "es inaceptable que la Consejería de Sanidad y la Junta no haya hecho el acopio suficiente para prevenir esta situación y tampoco resulta aceptable que no se haya recurrido a la Universidad de Salamanca, como ya se hizo en el pico de la pandemia, con un convenio de urgencia para realizar estas pruebas” y lamenta que la consejera "no asuma ninguna responsabilidad, venga a echar balones fuera y a culpar a la ciudadanía salmantina". 


No en vano, asevera, durante los meses de julio y agosto, "el Gobierno regional del PP y Ciudadanos de Castilla y León se dedicó al cese y la no renovación del contrato de una gran cantidad de profesionales y de personal sanitario eventual y que a día de hoy se está necesitando". 


Una circunstancia, concluye la responsable en sanidad de los socialistas salmantinos, a la que hay que añadir el cierre de consultorios y centros de salud, especialmente en el medio rural, la eliminación de las consultas presenciales, las largas colas a las puertas de algunos centros, en muchos casos a pleno sol, para realizar un trámite ante la imposibilidad de obtener cita previa vía telefónica por la saturación o el colapso de las centralitas, el retraso o el aplazamiento a la hora del seguimiento, detección o tratamiento de otras patología que no son coronavirus.


Critica también que mientras ello ocurre, "tanto el alcalde Carbayo, como el presidente de la Diputación Javier Iglesias callan, otorgan, y acatan apareciendo a su lado y sin ser capaces de exigir nada”.