Tres millones en ayudas para cuidar a menores de 12 años y dependientes confinados por Covid

Tres millones en ayudas para cuidar a menores de 12 años y dependientes confinados por Covid

|

La Junta destinará tres millones de euros en ayudas en materia de conciliación para cuidar a los menores de 12 años que tengan que ser confinados a causa del COVID-19, en los casos en los que los progenitores no puedan hacerse cargo de ellos por motivos laborales, ni cuenten con nadie que les pueda ayudar.


Así lo ha avanzado hoy la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, que ha explicado que las medidas serán tramitadas por los CEAS y van a permitir a las familias contar con una persona de apoyo en el cuidado de sus hijos o familiar dependiente.


Para su implantación la Junta de Castilla y León va a destinar tres millones de euros que se suman a los 30,7 en los que ya se ha incrementado el Acuerdo Marco, a través de los dos fondos extraordinarios que se han aprobado recientemente.


El decreto que regule estas ayudas, ha explicado Blanco, se llevará, previsiblemente, al Consejo de Gobierno del próximo 10 de septiembre para que su puesta en marcha sea lo más "inmediata" posible.


Este "cheque servicio" responde a la necesidad de cuidar del menor de 12 años cuando ha de permanecer confinado y sus progenitores por motivos laborales no puedan permanecer en el domicilio para cuidarle. La ayuda se extiende además a los casos de atención a personas dependientes confinadas y, en ambos supuestos, los beneficiarios podrán obtener una ayuda económica, de pago único, para contratar a una persona durante las horas en las que los padres o familiares por motivos laborales, no puedan dispensar la atención necesaria.


La tramitación de esta ayuda tendrá carácter urgente, se solicitará a través del CEAS y para su concesión solo será necesario la incorporación de un informe que recoja la existencia o no de la necesidad del apoyo. La fecha de inicio del contrato o de su ampliación, si ya existiera, deberá coincidir o ser posterior a la fecha de inicio del confinamiento del menor.


Asimismo, entre la persona contratada y los beneficiarios de esta ayuda no podrá existir vínculo familiar de primer, segundo o tercer grado o relaciones asimilables a las familiares: tutores, guardadores, parejas de hecho. La cuantía de la ayuda a conceder no superará el importe proporcional al número de horas de contratación calculado sobre el importe del salario mínimo interprofesional más los gastos de los seguros sociales, correspondiente al periodo de confinamiento del menor, ha explicado Blanco.


AYUDA A DOMICILIO
Esta línea de ayuda está pensada para asumir situaciones puntuales en los que es necesario dispensar un apoyo concreto para cuidar de menores de 12 años, en situaciones concretas como cuidarle un periodo de tiempo en casa un día determinado o acompañarle al médico. Presenta las mismas características que la ayuda a domicilio ordinaria, con la diferencia de que las tareas del profesional se refieren al cuidado de menores.


La solicitud también se realizará a través del CEAS y se tendrá que aportar la documentación acreditativa de que se reúnen los mismos requisitos que se exigen en las prestaciones económicas a familias para la contratación de cuidadores.


Asimismo, está prevista una tramitación de urgencia para disponer de esta ayuda a la mayor brevedad posible. Los requisitos para acceder a ella, son los mismos que para obtener el cheque servicio, es decir, que los padres o tutores no tengan derecho a otras medidas o ayudas públicas para esta finalidad; que la jornada educativa del menor confinado coincida con el horario laboral de sus padres y/o tutores.


En caso de no ser familias monoparentales, que los dos padres/tutores tengan obligaciones laborables incompatibles con la nueva situación generada de cuidado del menor; que no se disponga de otros apoyos familiares para el cuidado del meno; que el nivel anual de rentas del/la solicitante y de su cónyuge o de la persona con relación de afectividad análoga a la conyugal, no supere los 35.000 euros, referenciado al IRPF 2019, pudiendo aportar documentación justificativa que demuestre la posterior disminución de ingresos de la unidad familiar. El límite de renta se reducirá al 50 por ciento en los casos de familias monoparentales.


Durante la presentación de estas dos nuevas ayudas en materia de conciliación, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha anunciado que, en los próximos días, se tramitará un Decreto Ley para regular en el ámbito de los servicios sociales, estas medidas de carácter urgente para responder a dificultades económicas de las familias que precisen contratar cuidadores informales para atender a sus hijos menores de 12 años afectados por confinamientos escolares y otra para personas dependientes.


La Junta este año también ha reforzado la convocatoria de subvenciones por reducción de jornada laboral o excedencias, por un importe de dos millones, además ha ampliado las medidas de conciliación a través de ayudas directas destinadas a las familias con hijos menores de cuatro años que asistan a centros infantiles. De hecho, el pasado 20 de julio se publicó una modificación de las bases para adaptarlas a la situación actual y se ha ampliado el plazo de presentación de solicitudes hasta el 9 de septiembre, con el objetivo de llegar a 4.000 personas, además de las casi 20.000 familias de Castilla y León que ya reciben beneficios a través de las deducciones fiscales por este mismo motivo.


El importe que destina la Junta de Castilla y León para la concesión de estas ayudas es de 2.800.000 euros y la subvención financia todos los gastos de preinscripción, matrícula, asistencia y manutención en centros infantiles por un importe máximo de 1.320 euros por progenitor. A fecha de hoy se han presentado cerca de 1.500 solicitudes.


Por otra parte, este verano han participado 4.353 niños y niñas en el Programa Conciliamos (5.626 en 2019) de los que 130 han utilizado el servicio de comedor y 25 el de tarde. Además, se ha ofertado en 53 centros de la Comunidad (41 el año anterior) de 43 localidades (34 en 2019), otra de las medidas que van en esta línea.


Como el programa Crecemos, que también ha mencionado la consejera, y al que la Junta ha destinado 1.969.784 euros mientras que las nueve diputaciones provinciales aportan 984.000 euros. Con este programa se financian 260 centros en el medio rural, con un total de 3.695 plazas atendidas por 400 profesionales y a lo largo del verano se han abierto 142 centros Crecemos en Castilla y León.


PROGRAMA RURAL CAMPS CYL
La apuesta de la Junta por un ocio activo, solidario y formativo para nuestros jóvenes durante el verano, también se ha adaptado durante los meses de julio y agosto, con el objetivo de facilitar la conciliación del trabajo de los padres y madres con el periodo vacacional de sus hijos, bajo la denominación 'Rural Camps CyL', que genera además actividad económica y empleo en los lugares donde se llevan a cabo fundamentalmente en el ámbito rural.


En los 34 campamentos diurnos programados en todas las provincias de la Comunidad durante este verano ha participado 634 personas con una amplia oferta educativa y de ocio.