El Ayuntamiento de Valladolid muestra su contrariedad y descontento ante las restricciones de la Junta para actividades deportivas
Alberto Bustos, concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid muestra su contrariedad y descontento ante las restricciones de la Junta para actividades deportivas

La medidas restrictivas de la Junta de Castilla y León afectan también al deporte en la capital pucelana ​
|

El concejal de Participación Ciudadana y Deportes, Alberto Bustos ha expresado su contrariedad y desconcierto ante las medidas para la prevención de la COVID-19 anunciadas por la Junta de Castilla y León para la ciudad, sin haber contado con el Ayuntamiento. “La lucha contra la pandemia no puede hacerse de forma improvisada, con falta de rigor y sin un análisis previo de cada una de las instalaciones, de cada una de las modalidades deportivas o de cada una de las actividades”, ha sentenciado el concejal, que se reunió ayer de forma telemática con sus homólogos del resto de capitales de provincia en la Comunidad.


Bustos sostiene que las medidas referentes a las actividades deportivas, como el resto, requieren “una respuesta concreta y no una tabla rasa para todas ellas, en lo que parece más una operación de propaganda ante la sensación generalizada de inacción e improvisación que muestra la propia Junta en muchos de los ámbitos de su competencia”.


Como recuerda el concejal, en la actualidad se está trabajando en la planificación de todo el curso que ahora comienza, en lo referente a deporte escolar, federado, actividades acuáticas, ocio y tiempo libre saludable o eventos deportivos: “En todo este trabajo de planificación seguimos echando en falta las orientaciones, la coordinación y los recursos de la Junta de Castilla y León, incluso en materias que son de su propia competencia”.


Desde la Fundación Municipal de Deportes se ha venido trabajando con rigor y sin improvisación para poder desarrollar actividades deportivas que redunden en la salud y el bienestar de la ciudadanía. Iniciativas que responden a las necesidades reales de amplios grupos de la población y se han venido desarrollando ajustándose a estrictos protocolos de seguridad, ciñéndose a las muy diversas actividades y espacios.


Durante el verano, se han abierto, sin que se hayan producido ni contagios ni incidentes, todas las piscinas al aire libre y la gran mayoría de las 87 instalaciones deportivas municipales, además de realizarse campus y campamentos de día para más de 1300 niños, adolescentes y jóvenes de la ciudad, además de multitud de actividades de promoción de la salud mediante el deporte. “Esto ha supuesto un gran esfuerzo humano y económico, y un constante trabajo de análisis de cada de las actividades e instalaciones, para así irlo ajustando a los diferentes y estrictos protocolos de seguridad”, apunta Busto, resaltando que el resultado ha sido “muy satisfactorio”.


“Parece evidente que un grupo de diez personas en una instalación amplia que permita grandes distancias entre los participantes, entraña menor riesgo que un grupo de cinco en un espacio más reducido”, expone el concejal como ejemplo de lo contradictorio de las medidas de la Junta. “Las medidas planteadas pueden suponer la práctica paralización de actividades físicas muy necesarias para personas mayores, mujeres embarazadas, personas aquejadas de diferentes problemas físicos y para el conjunto de la población”, añade.


Aspectos que inciden en las actividades de la Fundación Municipal de Deportes:

  • Desde la Fundación Municipal de Deportes se ha venido trabajando con rigor, con previsión y sin improvisación, para poder desarrollar actividades deportivas que redunden en la salud y el bienestar de la ciudadanía. Estas actividades responden a las necesidades reales de amplios grupos de población y se han venido ajustando a estrictos protocolos de seguridad, ciñéndonos a las diferentes actividades y a los distintos y muy dispares espacios. De este modo, durante el verano se han abierto todas las piscinas municipales y la gran mayoría del resto de las 87 instalaciones, se han desarrollado campamentos de día, campus y cursos deportivos para niños, niñas adolescentes y jóvenes y se han desarrollado actividades de promoción de salud, mediante el deporte, en diferentes instalaciones deportivas. La realización de estas actividades y la apertura de las instalaciones ha supuesto un gran esfuerzo humano y económico así como un constante trabajo de análisis de cada una de las instalaciones y actividades para ir ajustando los protocolos de seguridad. El resultado ha sido muy satisfactorio.
  • En este momento se sigue trabajando en la planificación de todo el curso que ahora comienza, tanto en lo que se refiere a deporte escolar, deporte federado, actividades acuáticas, ocio y tiempo libre saludable, eventos deportivos….En todo este trabajo de planificación estamos echando en falta las orientaciones, la coordinación y los recursos de la Junta de Castilla y León, aún en materias de su propia competencia.
  • Ante la medidas conocidas el día 1 de septiembre, nos encontramos con una forma de proceder que más parece responder a la improvisación que al conocimiento de la realidad del ámbito deportivo vallisoletano.
  • La limitación de cinco personas para formar grupo que realicen una actividad deportiva no entra a considerar el tipo de actividad, las características de la instalación o la ratio de monitores, por poner algunos ejemplos. Parece evidente que un grupo de 10 personas en una instalación amplia que permita grandes distancias entre los participantes, entraña menor riesgo que un grupo de cinco en un espacio más reducido. La medida planteada puede suponer la práctica paralización de actividades físicas, muy necesarias para personas mayores, mujeres embarazadas, personas aquejadas de diferentes problemas físicos y para el conjunto en general de la población. Entendemos que han de considerarse las características de las actividades, de los grupos y de las instalaciones, sin hacer “tabla rasa” para marcar las limitaciones de las mismas. De este modo hemos venido trabajando y trabajamos, desde la Fundación Municipal de Deportes.
  • En el mismo sentido que en el anterior punto queremos referirnos a la asistencia de público a los eventos deportivos. No parece razonable plantear las mismas limitaciones para el Polideportivo Pisuerga (más de 6500 asientos) que para una pequeña sala en la que pueda practicase ajedrez o tenis de mesa. Para ambos casos se plantea un límite de 25 personas. Del mismo modo no se entiende la limitación de aforo en 50 personas para cualquier tipo de actividad al aire libre, sea en instalaciones o en la vía pública. Dentro de los eventos deportivos organizados por la FMD para el mes de septiembre nos encontramos con algunos casos llamativos: el Campeonato de España de Ciclismo BTT, en el Cerro de la Contiendas o la Regata K4 en el río Pisuerga. La limitación de 50 personas para este tipo de actividades no parece responder a un análisis exhaustivo de las características de los eventos deportivos.
  • Las indicaciones sobre la práctica deportiva federada siguen acusando una enorme falta de concreción, tal y como llevan denunciando durante los últimos meses las diferentes federaciones deportivas.


Aspectos de la nueva normativa de la JCYL que inciden en las actividades del Área de Participación Ciudadana:

  • Al igual que en la FMD, desde el Servicio de Participación Ciudadana se ha venido trabajando desde el mes de marzo, con rigor, con previsión y sin improvisación, para poder desarrollar actividades y, sobre todo, para proteger el derecho de la ciudadanía a implicarse en los asuntos públicos; algo que, sin duda, ha resultado especialmente importante en estos momentos de crisis. Por ello, hemos ido compatibilizando este derecho con estrictas medidas de protección a la salud, ajustada a cada actividad o instalación.
  • Actividades en salones de actos. El aforo de los salones de actos de los Centros Cívicos se encontraba reducido ya a un tercio, lo que equivalía a una media de ocupación de  60 butacas, permitiendo, hasta este momento, dar cobertura a reuniones de asociaciones y colectivos que de otra manera tendrían paralizada toda su actividad. La reducción a 25 butacas va incidir además en la actividad municipal  programada en septiembre para público infantil y, a partir del 1 de octubre con grupos de teatro y  cultura tradicional que ya han visto bastante mermada su actividad desde marzo de este año. La experiencia de este verano en cuanto a organización de accesos de entrada y salida así como el mantenimiento de la distancia de seguridad nos  permite mantener la actividad con la misma seguridad que reduciendo el aforo a 25 localidades. Por otro lado, la capacidad de cada uno de los salones de los Centros Cívicos es muy distinta ya que nos encontramos con aforos de 440 y con aforos de poco más de 100. Por ello, parece más adecuado fijar porcentajes y no una cifra común para cada uno de los espacios.
  • Actividades de animación que teníamos previsto iniciar a partir de mediados de septiembre. En la mayoría de los casos nos veremos obligados a suspender ya que los 10 participantes incluido el  monitor, que fija la norma,  hace inviable el desarrollo de la misma, al ser los monitores personal contratado por las empresas que prestan este servicio. Del mismo modo, es previsible que si continúa esta restricción, la práctica totalidad de las asociaciones se vean obligadas a suspender su actividad. Desde la Concejalía ya venimos desarrollando un protocolo muy restrictivo en el que se contempla una mínima actividad en cada una de las salas ( dos usos al día), así como limitaciones en el número de usuarios, el tipo de actividad y la dinámica de limpieza e higienización. Parece lógico que se pueda debatir sobre estos protocolos para tomar la mejor decisión, ajustada a los diferentes espacios.
  • La misma situación se produce en las actividades dirigidas a población infantil y juvenil, donde no se contempla que éstas se desarrollen al aire libre o en espacios cerrados, limitando drásticamente la programación de Vallatarde y Vallanoche (Ocio saludable) que se ha venido desarrollando durante los meses de julio y agosto al aire libre con un mayor número de participantes, con protocolos de actuación y medidas de seguridad que han garantizado su desarrollo sin incidencias.
  • Por lo que se refiere al inicio de la actividad de los Centros Santiago López y Segundo Montes, en el que la actividad prevista está dirigida a dar apoyo a población infantil y juvenil en tareas escolares y en animación comunitaria, se dificulta en gran manera, al fijarse el límite se asistentes sin tener en cuenta el aforo de las salas, lo que provocará una mayor precarización en la población de estas zonas.