Condenada a diez años de prisión la mujer que acusó a su expareja de secuestro y de rociar con pegamento su vagina

Condenada a diez años de prisión la mujer que acusó a su expareja de secuestro y de rociar con pegamento su vagina

|

La Audiencia Provincial de León ha declarado culpable de los delitos de simulación de delito y de detenciones ilegales a la mujer que acusó a su expareja de secuestro y de rociar con pegamento su vagina.


La acusada, Vanesa Gesto, ha sido condenada a diez años de prisión y a indemizar con 25.000 euros a su expareja, Iván Rico, tras confirmar que simuló una agresión sexual al echarse pegamento en la vagina para después acusarlo.


En la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) y recogida por Europa Press, se recogen la mayor parte de las peticiones de la fiscalía, que había solicitado una pena de once años y ocho meses de cárcel por la simulación.


Los hechos se remontan a octubre de 2016, cuando la ahora condenada denunció haber sido secuestrada de su casa de Fabero por su expareja y dos cómplices más para ser maltratada y vejada y después abandonada semidesnuda en Bembibre.


Enviada a prisión su expareja, el juzgado logró que reconociese la simulación del secuestro y su cómplice confesó posteriormente que había ayudado a simular su secuestro, lo que provocó su detención que ha concluido ahora con su condena.