El 1 de septiembre se reabre el punto limpio de la Chinchibarra

El 1 de septiembre se reabre el punto limpio de la Chinchibarra

|

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, reabrirá desde el próximo martes, 1 de septiembre, el Punto Limpio de la Chinchibarra, que se suma a los espacios ya abiertos en los barrios de Prosperidad, Capuchinos y El Zurguén para poder depositar diversos tipos de residuos de origen doméstico que, por diversas razones, exigen una gestión diferenciada del resto de los residuos urbanos.


Tras incorporar la Concejalía de Medio Ambiente el personal necesario para recuperar la total normalidad del servicio, que se vio afectado por el Estado de Alarma y las consecuencias de la pandemia de Covid-19, los ciudadanos pueden acudir a la Avenida Vicente del Bosque, la Avenida de La Aldehuela y la Avenida de los Valles Mineros de lunes a sábado de 10:00 a 19:00 horas y los domingos de 10:00 a 15:00 horas, y a la Avenida de la Virgen del Cueto de lunes a viernes de 10:00 a 16:00 horas.


Los salmantinos también tienen a su disposición el Punto Limpio Móvil, que funciona de lunes a sábados de 14:00 a 18:40 horas. Los horarios y las zonas de recogida pueden consultarse en la página web del Ayuntamiento de Salamanca, en la sección de Medio Ambiente:  

http://medioambiente.aytosalamanca.es/es/limpiezaurbanarecogidasostenible/puntoslimpios/puntolimpiomovil/index.html


Por motivos medioambientales y de gestión de la recogida, existe un límite por usuario y tirada en cada uno de los materiales: vidrio y cristal, hasta 20 unidades o 30 kilos; papel y cartón, hasta 15 kilos; baterías de automóvil, electrodomésticos, teléfonos móviles, aparatos electrónicos y eléctricos, y cochones, hasta dos unidades; aceites usados, hasta 15 litros; muebles, residuos de construcción y demolición, residuos de parques y jardines, hasta 50 kilos o tres unidades; pilas, hasta 20 unidades; fluorescentes y bombillas de mercurio, hasta 5 unidades o 2 kilos; aerosoles, hasta siete unidades; radiografías, hasta 10 unidades; plásticos, residuos textiles y ropa, hasta 15 kilos; residuos de metal y chatarra, hasta 50 kilos; pinturas y disolventes, hasta 10 kilos; y plaguicidas con el envase original, hasta 2 kilos.