La Diputación de Zamora comprará forraje para alimentar al ganado de Lober, Vegalatrave y Domez

La Diputación de Zamora comprará forraje para alimentar al ganado de Lober, Vegalatrave y Domez

|

Los representantes de las administraciones públicas, junto a los alcaldes, ganaderos y organizaciones agrarias de la provincia se han reunido hoy en la Diputación Provincial para coordinar las distintas medidas y ayudas destinadas a paliar los efectos del gran incendio producido en las localidades de Gallegos del Río, Vegalatrave de Alba, Lober de Aliste y Domez de Alba.


El incendio producido hace escasas semanas en la comarca de Aliste, que arrasó un total de 1934 Ha de terreno forestal (53,35 %) y agrícola (44,31 %), ocasionado por la mano del hombre, aunque aún se investiga si fue intencionado, ha encontrado ya una respuesta coordinada y unánime de todas las Administraciones que actúan en la provincia y que convocó alrededor de una mesa de trabajo a los representantes de cada una de ellas esta mañana en la Diputación de Zamora.


Por parte de los afectados acudieron dos ganaderos de la zona, Ismael Rey y Juan Antonio Vega, así como los alcaldes de Gallegos del Río, Pascual Blanco, y Vegalatrave, Isabel Alonso.

En la reunión participaron además representantes de las organizaciones profesionales agrarias UPA, ASAJA y COAG.


El presidente en funciones de la Diputación de Zamora, Jesús María Prada, junto a la delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, y el subdelegado accidental del Gobierno, Dionisio Ferrero fueron informando tras la reunión de las distintas medidas y actuaciones que las administraciones realizarán para paliar los efectos a los damnificados del incendio del pasado día 15 y 16 de agosto, el mayor de los producidos en lo que va de año en Castilla y León, que afectó principalmente a las localidades de Gallegos del Río, Vegalatrave de Alba, Lober de Aliste y Domez de Alba.


Tras agradecer y poner en valor, en palabras del presidente en funciones de la Diputación, las acciones desarrolladas por el equipo de extinción de incendios, Prada destacó la coordinación y el trabajo fructífero de todas las Administraciones para buscar soluciones y dotar de ayudas a las personas que viven en estos pueblos, agricultores y ganaderos especialmente comprometidos con el medio rural.


La Junta estudiará caso por caso el levantamiento de restricciones en terrenos quemados


La delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, comenzó aportando datos del incendio que contó con un efectivo de 525 personas que trabajaron en el incendio, junto a los cientos de vecinos de los pueblos vivieron con gran intensidad las treinta horas que permaneció activo, en medio de una ola extrema de calor y fuertes rachas de viento. Informó también del importe del gasto total que ha supuesto apagar ese incendio, y que asciende a 320.000 euros.


En cuanto a lo que la Junta de Castilla y León se compromete a realizar para ayudar a los afectados por el incendio, tiene que ver en primer lugar con el levantamiento de las restricciones a que la Ley de Montes obliga, ya que según la legislación vigente en los terrenos quemados no puede llevarse a cabo ninguna actividad en los cinco años siguientes, y esto afecta también a la posibilidad de aprovechar los pastos.


En este sentido anunció que desde la Consejería de Agricultura se va aestudiar caso por caso para levantar las restricciones de los aproximadamente 20 ganaderos afectados. También explicó que se va a tramitar con urgencia el establecimiento de corredores que permitan sacar al ganado y poder darles de comer. En definitiva, se buscan fórmulas para que, a solicitud de ganaderos y agricultores, se puedan realizar de modo selectivo el levantamiento de las restricciones que impone la ley.


Poder optar a las ayudas de la PAC


Esto afecta también a las ayudas de la PAC, no en relación con los terrenos agrícolas, pero sí en los pastos, ya que, si no se levantan las restricciones, no podrían optar a las ayudas europeas, un asunto de vital importancia para los ganaderos, como explicaban también los representantes de los sindicatos agrarios, presentes en la reunión.


La delegada territorial de la Junta se refirió también a los seis cotos de caza afectados por el incendio y anunció a los Ayuntamientos afectados que desde la Consejería de Fomento se asumirán los daños causados por la maquinaria usada contra el incendio tanto en mobiliario urbano como en las fincas particulares.


Por su parte, el subdelegado accidental del Gobierno de España, Dionisio Ferrero, explicó las tres vías de colaboración que existen en esta administración y que afecta en primer lugar a los seguros, ayudando a los afectados en la tramitación de las ayudas a través del Consorcio de Compensación de Seguros.


Se refirió asimismo a la importancia de que los ayuntamientos soliciten la declaración de zona catastrófica que la Subdelegación tramitará de forma conjunta, y a la posibilidad de aplicar desde el Ministerio de Interior el Decreto de Emergencias que implica ayudas de no mucha cantidad, pero sí inmediatas.


La Diputación cubre el transporte de la paja y adquirirá forraje para el ganado


Finalmente, Javier Faúndez, vicepresidente tercero y diputado provincial por Aliste, informó sobre las reuniones realizadas desde la Diputación Provincial para coordinar las ayudas en especie que han enviado tanto las asociaciones de agricultores, como las organizaciones agrarias y cooperativas.


La Diputación ha habilitado dos partidas presupuestarias de 10.000 euros en total,  a través del servicio de Agricultura de la Diputación, cuyo responsable, Ángel Sánchez participó en la reunión, ayudas destinadas a cubrir el coste del transporte de estas donaciones. También se prevé completar la dotación de forraje para los próximos meses y hasta la primavera próxima, destinado a los animales que se han quedado sin pastos.


Por último, la Diputación pone a disposición de los Ayuntamientos afectados el parque de maquinaria para el arreglo de caminos y otras reparaciones necesarias, provocadas por el incendio.