El lobezno de León falleció al día siguiente de llegar al centro de recuperación con deshidratación y úlceras en las patas

El lobezno de León falleció al día siguiente de llegar al centro de recuperación con deshidratación y úlceras en las patas

|

El cachorro de lobo de dos meses que fue recogido por la Guardia Civil en la localidad leonesa de Abelgas de Luna (León) falleció el pasado sábado, un día después de llegar al Centro de Recuperación de Animales Salvajes de la Junta de Castilla y León en Valladolid, según han señalado fuentes de la Administración regional a Europa Press.


Aunque la Benemérita de León ha informado en la mañana de este martes de la recogida de este animal la pasada semana después de haber recibido un aviso telefónico en el que un vecino de la localidad de Abegas de Luna comunicó la presencia de un cachorro de lobo en el pueblo, el animal ya había fallecido el pasado sábado.


El cachorro de lobo, que había sido trasladado "en buen estado" por agentes del Seprona al cuartel de Villablino (León), fue derivado a continuación al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS), a donde, como han explicado fuentes de la Junta, llegó el viernes 21 "con una fuerte deshidratación y con úlceras en las patas".


En las instalaciones del CRAS en Valladolid se le aplicó un protocolo veterinario como se hace con los animales que llegan y se le sedó durante unas horas. Al despertarle de la sedación, el cachorro, según las mismas fuentes se encontraba nervisoso y daba vueltas por el recinto del centro, algo que no obstante "puede ser normal al tratarse de un animal salvaje, quizás también por el estrés que llevaba de no estar con su madre o por el viaje".


Sin embargo, en la mañana del sábado 22 el personal del CRAS le encontró muerto. Se ha procedido a una extración de sangre y se llevará a cabo una necropsia para determinar la posible causa de la muerte.