Sorprendidos dos furtivos en San Román de Hornija cuando se disponían a cazar jabalíes de noche sin autorización
Lugar donde se encuentran las manchas de gasoil y semillas de maíz en grano.

Sorprendidos dos furtivos en San Román de Hornija cuando se disponían a cazar jabalíes de noche sin autorización

|

La Guardia Civil ha sorprendido a dos varones F.C.L, vecino de San Román de Hornija (Valladolid), y J.M.O, vecino de Madrid, realizando los preparativos para la caza de jabalíes a la espera, careciendo de autorización en Tierra de Campos.


La Guardia Civil de Valladolid ya tenía conocimiento de que alguien estaba realizando la caza de ungulados en la zona de San Román de Hornija, observándose un descenso poblacional del jabalíes en dicha área, supuestamente debido a la caza furtiva.


Por ello, efectivos del Seprona iniciaron las actuaciones correspondientes para el esclarecimiento de los hechos, con la realización de servicios preventivos contra la caza furtiva en distintos horarios y frecuencia para la localización de los causantes y sancionar dichas conductas.


Las pesquisas dieron sus frutos en la mañana del pasado día 16 de agosto, cuando se localizó a dos personas mientras preparaban el terreno con orificios en los que vertían gasoil con el fin de que se revolcasen allí los animales. Incluso se disponían a colocar un asiento en lo alto de un árbol desde donde disparar, poniendo también alimento para que fueran a comer.


Esta práctica cinegética la realizaban estas dos personas en el término municipal de San Román de Hornija (Valladolid) de forma ilegal, ya que está específicamente prohibido el uso de atrayentes para los animales.

Al ser sorprendidos, los furtivos negaron ser los autores de haber hecho el hoyo y de haber echado el gasoil. Pese a ello, los agentes hallaron una garrafa con combustible en el vehículo de uno de ellos, junto con la herramienta que estaban utilizando para realizar la estructura en el árbol.



La Guardia Civil ha remitido a las autoridades competentes denuncias administrativas por infracciones tipificadas en la normativa reguladora de la caza en Castilla y León y de residuos por el vertido de un tóxico peligroso.