Llamamiento a los jóvenes y a sus padres para "poder parar la situación"

Llamamiento a los jóvenes y a sus padres para "poder parar la situación"

|

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha hecho un llamamiento a los jóvenes de la Comunidad, así como a sus padres, para que extremen las medidas de seguridad a la hora de prevenir contagios de coronavirus y "poder parar la situación" actual de expansión de la COVID-19.


Durante su comparecencia ante los medios para informar de la evolución del virus en la región, Casado ha recordado que la celebración de 'botellones' está prohibida y ha pedido a los jóvenes que tengan "muchísimo cuidado" y extremen el uso de la mascarilla o las medidas de higiene, ya que "no sólo pueden coger la enfermedad y ponerse muy enfermos", sino que pueden "transmitirla a personas mayores, mucho más frágiles".


Aunque ha reconocido que muchos de los jóvenes se comportan de forma "responsable" y que esta recomendación atañe "no sólo a ellos", se ha dirigido especialmente a este colectivo, así como a sus padres. "Si nuestros hijos no están en casa, no miremos para otro lado, debemos saber qué están haciendo y en qué condiciones", ha advertido la consejera, quien ha recalcado que si no, será "muy difícil" poder parar la situación actual.


En cuanto a las nuevas medidas adoptadas por diferentes comunidades autónomas para tratar de frenar la propagación del coronavirus, Casado ha abogado por buscar un "equilibrio" y actuar de forma coordinada en el conjunto del país.


También se ha referido la titular de Sanidad a la petición de que todos los centros de enseñanza cuenten con personal de enfermería de cara al nuevo curso para advertir de que "el cien por cien" de estos profesionales se necesitan "en el sistema sanitario" y será a través de éste la realización de pruebas PCR cuando sean necesarias en los colegios.


RESIDENCIAS
En lo relativo a las residencias de mayores, Verónica Casado ha recordado que se está trabajando en los protocolos fijados, así como en la medicalización de estos centros y en "peinarlos constantemente" para detectar nuevos casos, sobre todo los asintomáticos, todo a ello a fin de tener "el máximo control posible".


En cuanto a la situación de los temporeros, la consejera ha recordado que se aplica el protocolo recomendado por el Ministerio de Sanidad y publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el pasado 17 de julio, al tiempo que ha pedido a trabajadores y empresarios que comuniquen inmediatamente cualquier posible caso, ya que lo contrario no sólo provocaría un aumento de contagios, sino que ello llevaría a tener que suspender la actividad en esas explotaciones, con el consiguiente perjuicio económico.


Finalmente, Casado ha apelado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para actuar e imponer las correspondientes sanciones a aquellas personas y en aquellos eventos en los que no se cumplan las medidas de seguridad correspondientes, en alusión a las críticas por su incumplimiento en una corrida de toros celebrada en Astorga (León).