Mayor crisis de lo esperado en el turismo: Castilla y León recibe en julio menos viajeros que en enero o febrero

Mayor crisis de lo esperado en el turismo: Castilla y León recibe en julio menos viajeros que en enero o febrero

|

La apertura de fronteras y la vuelta a una cierta normalidad no ha sido así en el turismo de Castilla y León. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística publicados este lunes referentes a los viajeros y pernoctaciones que ha habido durante julio se destaca que en ambos casos el número está por debajo de los que tradicionalmente son dos de los peores meses en el turismo del año, enero y febrero. 


No en vano, según el INE, fueron 244.350 los viajeros que llegaron a algún punto de Castilla y León durante julio, mientras que en enero la cifra subía a 255.000 y en febrero, a 316.000. Por provincias, Burgos es la que más recibió con más de 50.000 viajeros seguido de Salamanca, con 42.000. León y Valladolid sumaron más de 30.000 mientras que en la parte baja, Palencia apenas recibió a 10.000 viajeros en un mes. 


En comparación con julio de 2019, la cifra es inferior a la mitad. Los viajeros de Castilla y León hace un año fueron de más de 511.000, sumando el doble en casi todas las ciudades. Solo Ávila, Palencia y Soria no se han reducido tanto. En el lado contrario, León y Salamanca caen en mayor medida. 


En el caso de las pernoctaciones pasa algo similar. Durante julio de 2020 han sido 421.443 las nochas en hotel que se han pasado en la comunidad, por debajo de las 432 de enero. Nuevamente, Burgos es la más solicitada, con más de 75.000, seguida de Salamanca y sus más de 65.000. En este caso León cuenta con más de 63.000 y Valladolid, de 56.000. Palencia, nuevamente, está la última en la clasificación. 


En julio de 2019, las pernoctaciones fueron de 821.551, por lo que en este caso no llega a ser la mitad, aunque se acerca mucho. En esta ocasión, eso sí, fue Salamanca donde más se durmió por encima de Burgos y León. 


El turismo nacional ha sido, además, el que más ha tenido la región. No en vano, de los 244.000 viajeros, 203.000 procedían de territorio nacional y apenas 41.000 lo hicieron desde el extranjero. En estos últimos, Burgos, además, copó casi la mitad del total con más de 18.000 turistas extranjeros.