La Junta de Castilla y León no descarta solicitar un estado de alarma regional si fuera necesario

La Junta de Castilla y León no descarta solicitar un estado de alarma regional si fuera necesario

Igea:“Tomaremos las decisiones que haya que tomar para evitar escenarios como los de marzo y abril”
|

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha puesto sobre la mesa una medida a la que podría llegar Castilla y León si empeorase la situación epidemiológica. Igea ha señalado que “ahora no es el momento” y que la intención de la Comunidad es continuar con la situación actual, pero se ha dirigido a los ciudadanos para recordarles que “tomaremos las decisiones que haya que tomar para evitar escenarios como los de marzo y abril”.


Para llegar a ese estado de alarma limitado, el Gobierno tendría que aceptar la solicitud de la Junta de Castilla y León y, tras aprobarse, tendría que dar autorización cada 14 días. En ese caso, quien ejerce la autoridad es la Junta de Castilla y León, quien podría aplicarlo por zonas geográficas delimitadas.


Igea asegura que esto no significa que se vuelva a la situación anterior, pero sería una herramienta para tomar decisiones “si viéramos que con las que tenemos no son suficientes”. “Tomaremos las decisiones necesarias si la situación fuera preciso”, ha recalcado.


En este momento Castilla y León se sitúa en el puesto 13 del ranking nacional de incidencia acumulada, según Igea, por las medidas tomadas por el Gobierno regional, pero “nada sería más catastrófico que volver a la situación de marzo”.