La Diputación amplía su aportación al Centro Ave María para hacer frente a la situación del coronavirus

La Diputación amplía su aportación al Centro Ave María para hacer frente a la situación del coronavirus

|

La Diputación de Salamanca va a reforzar el apoyo previsto para este año al Centro Ave María ante la situación generada por la pandemia del Covid 19 que está generando una mayor necesidad en las personas que son atendidas en el mismo, según ha anunciado esta jornada el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en la visita realizada al Centro.


La Diputación de Salamanca mantiene un convenio estable anual con el Centro Ave María por el que aporta 12.000 euros. Sin embargo, ante la misiva remitida por la directora del centro, Rosario Álvarez, reclamando una ayuda especial, la Diputación aportará de manera extraordinaria este año otros 10.000 euros para atender las necesidades actuales.


El Centro Ave Maria, como ha destacado Javier Iglesias en su visita, desarrolla una gran labor social “porque alberga a aquellas personas que más lo necesitan por falta de recursos económicos y de apoyo familiar a la hora de dar lo mejor que puede dar el ser humano, que es dar otra vida. Son madres con problemas que de manera extraordinaria son acogidas en el Centro”.


En la actualidad, este Centro ubicado en el municipio de Santa Marta de Tormes desde hace casi 50 años, presta atención a 12 usuarias que tienen 15 menores, que son atendidos por un equipo de seis profesionales y voluntarios. Su objetivo es atender a mujeres gestantes o con hijos menores a cargo en grave riesgo de exclusión social, garantizándoles el nacimiento y los primeros años del menor – la estancia media es de dos años- en un ambiente estable.


 La Diputación de Salamanca, como subrayó su presidente, “en esta situación no se mira de donde viene el progenitor, sino lo que nos importa es proteger al niño y a la madre. Eso es lo que hace Ave Maria: transforma el problema en una oportunidad para ambos”.


Javier Iglesias, que fue recibido por la directora del Centro, Rosario Álvarez, estuvo acompañado en la visita por la diputada de Bienestar Social, Eva Picado, así como por el alcalde de Santa Marta y diputado de cultura, David Mingo.


Por su parte, la directora, Rosario Álvarez, agradeció la respuesta del presidente de la Diputación de Salamanca a su misiva especial de ayuda “dado que tenemos un grupo de jóvenes madres sin apoyo familiar que por la pandemia del Covid 19 se han quedado sin ayudas económicas y se tienen que quedar a vivir en el Centro”.