Mojados clausura una nueva edición de su curso de ‘Pintura decorativa en construcción’
Imagen: Ayuntamiento de Mojados

Mojados clausura una nueva edición de su curso de ‘Pintura decorativa en construcción’

​El programa ha permitido mejorar varias instalaciones deportivas municipales
|

La localidad vallisoletana de Mojados ha celebrado esta mañana la clausura del Plan de Formación y Empleo ‘Pintura decorativa en construcción’, que ha supuesto un “éxito” tras el “gran trabajo” realizado por los alumnos del curso.


En concreto, este viernes los ocho alumnos participantes han recibido los diplomas que acreditan su participación en este curso que les ha formado, entre otros aspectos, en diferentes técnicas decorativas y que ha permitido mejorar varias instalaciones deportivas municipales.


“A pesar del parón por el estado de alarma, el curso ha sido todo un éxito”, ha señalado el alcalde de Mojados, Adolfo López Ramiro. “Nuestra apuesta por este tipo de formación mixta va a seguir siendo firme”, ha añadido, mientras que ha afirmado que “Mojados va a continuar apostando por este tipo de planes de empleo porque permiten que nuestros desempleados puedan aprender un oficio con numerosas salidas”.

El Plan de Formación y Empleo comenzó el 1 de noviembre del pasado año y ha permitido mejorar diferentes instalaciones como el polideportivo, los campos de fútbol y sus vestuarios, el zócalo del edificio de Cruz Roja, el exterior del Colegio Público, un parque infantil…


Los ocho participantes han estado vinculados al Ayuntamiento de Mojados mediante un contrato en la modalidad de ‘formación y aprendizaje.’


Los objetivos del Programa son, entre otros, conocer técnicas de pintura decorativa convencional, de alta decoración y revestimientos murales, y ejecutar las mismas en la práctica diaria en edificios. Además, pretende que los alumnos adquieran una formación práctica en el trabajo que permita aplicar lo aprendido y familiarizarse con el mundo laboral.


El alcalde de Mojados ha recordado que los meses de confinamiento obligaron a modificar la programación. Durante el estado de alarma, la formación fue online y puramente teórica.