El fuego amenaza Castilla y León: declarados 21 incendios, 7 de ellos intencionados
Operativo de Incendios Forestales de Castilla y León, que cuenta con las mejores tecnologías aplicadas a la lucha contra los incendios

El fuego amenaza Castilla y León: declarados 21 incendios, 7 de ellos intencionados

|

A excepción de Ávila y Segovia, que hasta las 19.40 horas hoy no han registrado incendios, los servicios de extinción de la Junta han tenido que intervenir en un total de 21 incendios en 7 provincias de Castilla y León, de los cuales 7 han sido intencionados. 


En Burgos, está controlado el originado en Colina el pasado día 20, que ha calcinado más de 130 hectáreas. También está controlado el originado esta tarde en Villanueva-Matamala, donde intervienen medios terrestres y aéreos. En la misma provincia han sido extinguidos otros tres fuegos en Terradillos de Esgueva, Ibrillos (negligencia) y Urrez.


En León, han sido extinguidos incendios en Astorga; también los intencionados de Arenillas de Valderaduey, San Pedro de Valderaduey y Magaz de Abajo, y está controlado el de Fabero (por quema agrícola).


En Palencia permanece activo un incendio declarado en Arconada, y controlado otro en Cervatos de la Cueza.


En Salamanca, se ha extingujido un fuego declarado de madrugada en Casafranca, intencionado, y otro también intencionado en Valdelacasa está controlado. Asimismo, ha podido ser sofocado un fuego en Palomares de Alba, accidental procedente de líneas eléctricas.


En Soria, ha sido extinguido un fuego en Morón de Almazán, y controlado otro en Torrubia de Soria. 


En Valladolid, Castroponce ha sufrido un incendio intencionado, ya extinguido, y otro de origen desconocido en Medina del Campo.


Finalmente, los servicios de extinción de incendios han intervenido este sábado en dos fuegos en la provincia. El primero de ellos, declarado a las 14.20 horas, en Puebla de Sanabria, de origen accidental, que ha podido ser extinguido en menos de una hora gracias a la intervención de un agente medioambiental y una autobomba.


Poco después, a las 15.53 horas, Ayoo de Vidriales era pasto de las llamas, en un incendio intencionado que ha consumido algo más de una hectárea de pasto y superficie forestal. Para sofocar las llamas ha sido necesario un amplio despliegue de medios: tres agentes medioambientales, el helicóptero de Villardeciervos y una cuadrilla helitransportada; dos autobombas, dos cuadrillas de tierra y una dotación de Bomberos de la Diputación de Zamora.