​VÍDEO | Benavente recupera a un "hijo pródigo" perdido durante años

​VÍDEO | Benavente recupera a un "hijo pródigo" perdido durante años

|




Pocas cosas pueden tornarse positivas de la pandemia del coronavirus. Pero Benavente sí ha tenido esa suerte. Gracias al tesón de quienes conforman Ledo del Pozo y un golpe de fortuna, la villa benaventana recuperaba estos meses un "hijo pródigo".


El centro de estudios benaventanos Ledo del Pozo y el Ayuntamiento de Benavente presentaban al público una obra pictórica, que se cree data del siglo XVII, con un bello paisaje del Castillo de los Condes de Pimentel. Una obra casi única, que representa con gran detalle la desaparecida fortaleza, y que se había perdido en el tiempo.


Un 'escurridizo' cuadro que aparecía y desaparecía de las manos benaventanos, y que, ahora por fin, ha vuelto a casa. El presidente del centro de estudios benaventanos, Fernando Regueras ha relatado las peripecias de esta creación, y la importancia de que hoy vuelva a Benavente. Y es que este cuadro aparecía en una subasta en 2003 en la casa de subastas Fernando Durán de Madrid. Se cree que procedía de un incendio y la puja quedaba desierta. Entonces el Ayuntamiento de Benavente intentaba su compra, pero tan solo media hora antes un anticuario se hace con él y se lo lleva a Marbella. Benavente perdía la oportunidad de tener una representación tan clara y bella de su insigne Castillo, o eso creían. 


Y es que, en pleno confinamiento, un amigo del presidente de Ledo del Pozo reconocía el cuadro en una casa de subastas de Múnich, gracias a un libro sobre la historia de Benavente, que previamente Regueras le había regalado. Ledo del Pozo sí llegaba a tiempo para esta puja, y quisieron las circunstancias que su dueño actual, un ciudadano de Luxemburgo, tenía muchas ganas de deshacerse del cuadro, por lo que el centro de estudios lograba hacerse con él "por el mismo precio que valía hace 17 años en Fernando Durán".  Así, por fin, este mismo 29 de junio, el cuadro regresaba a su casa, donde siempre debió estar, con la inestimable ayuda, durante el proceso de Carolina Huerga y el secretario de Ledo del Pozo, José Mariño.


[GALERÍA DE IMÁGENES: Así ha sido el descubrimiento del cuadro]


El regreso de un "hijo pródigo" 


El alcalde de Benavente, Luciano Huerga celebraba el regreso de un "hijo pródigo", que hoy vuelve a formar parte del "bagaje cultural de la ciudad". El regidor benaventano ha agradecido "su enorme trabajo" a Ledo del Pozo, por su "labor callada, que requieren estos estudios y documentaciones, que solo lucen al final". Huerga ha manifestado su alegría por recuperar esta parte de "la esencia" del propio Parador de Benavente.


El alcalde ha denominado esta pintura como "uno de los escudos e imagen" de la propia ciudad, "ya que no sería tan conocida sino fuera por su Torre del Caracol". Ahora, la máxima del Ayuntamiento es encontrar, "en las próximas semanas", un lugar adecuado para esta obra, que "merece" un lugar destacado en la ciudad, dada "la importancia" de esta obra, que ayuda a "intentar explicar nuestras raíces e historia". 


A esta presentación acudía también el diputado de Cultura y Turismo de la Diputación de Zamora, Jesús María Prada, el cual calificaba el evento de hoy como "histórico", y que confiaba que "dentro de 20 años cuando los jóvenes vean este cuadro recordarán este día, y hasta puede que tengan un profundo dolor de poder admirar la maravilla que era este castillo, que se perdió por el devenir de la historia". Cabe recordar que la Institución Provincial ha mostrado su apoyo económico a Ledo del Pozo, especialmente desde la llegada del nuevo equipo de gobierno. 


Un evento que se ha seguido con gran entusiasmo por los benaventanos, que no han dudado en fotografiarse con la nueva 'joya' de la ciudad, y que a buen seguro, están deseosos de poder disfrutarlo, de forma definitiva en algún lugar especial de Benavente. 



Un cuadro solidario con los más necesitados de Benavente


El colofón de esta presentación ha sido la iniciativa solidaria propuesta por el centro de estudios benaventanos. Ledo del Pozo hará pixelizar el cuadro para darle un valor económico de cada píxel de la obra. De esta forma, quienes quieran podrán aportar una cantidad económica por esos píxeles, hasta recuperar la cantidad desembolsada por el cuadro, y con ese dinero, realizar una donación a los servicios sociales, para que puedan seguir atendiendo a las personas más vulnerables de Benavente, que han sufrido especialmente durante la pandemia.