La hostelería en picado: la facturación en Castilla y León cae un 59% en junio

La hostelería en picado: la facturación en Castilla y León cae un 59% en junio

|

La facturación con tarjeta de la hostelería de Castilla y León cayó un 59 por ciento en el mes de junio a pesar del inicio de la denominada 'nueva normalidad', un punto menos que la media española --donde la caída alcanzó el 60--, según datos de UniversalPay.


La hostelería extremeña y la de los dos archipiélagos son las que han sufrido caídas más acusadas, superiores al 70 por ciento en las transacciones con tarjeta, con respecto al mismo mes del año pasado. Por el contrario, el sector hostelero murciano, gallego y riojano son los que han registrado menores caídas con respecto al mismo periodo de 2019, rondando el 40.


En el segundo trimestre de 2020, la facturación de la hostelería a través de los pagos con tarjeta ha descendido casi un 80 por ciento con respecto a los mismos meses de 2019. En este sentido, las mayores pérdidas en facturación las registraron el archipiélago canario y el País Vasco.


Según la compañía, además, esta caída en la facturación global del sector podría ser mayor, teniendo en cuenta que, una vez abiertos los negocios en la desescalada y con la llegada de la nueva normalidad, se favorecían los pagos con tarjeta en detrimento del pago en efectivo.


Por comunidades autónomas, las autonomías que más han acusado las pérdidas con respecto a junio de 2019 han sido los dos archipiélagos, con una caída del 72 por ciento en el canario y del 71 en el balear, y Extremadura, con un 70 por ciento menos de facturación en relación al mismo periodo del año pasado.


Por contra, la hostelería murciana, la gallega y la riojana son las que han registrado menores caídas, aunque las cifras de facturación en los pagos con tarjeta durante el mes de junio indican caídas del 38, 40 y 42 por ciento, respectivamente.


Por su parte, País Vasco con un 65 por ciento menos, Navarra con un descenso del 64 y Cantabria con el 62 por ciento menos, también han sufrido pérdidas en la facturación superiores a la media nacional. Rondando la media de caídas de todo el país, se encuentran Castilla y León y Aragón, con unas caídas en la facturación del 59 y 58 por ciento, respectivamente, durante el mes de junio.


Asimismo, los sectores hosteleros catalán y andaluz han descendido un 54 por ciento cada uno en facturación a través de pagos con tarjeta, y la hostelería madrileña en un 52. La Comunidad Valenciana ha sufrido pérdidas del 50 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior y Castilla-La Mancha ha facturado un 48 por ciento menos.


DATOS POR PROVINCIAS
Por provincias, las que más han acusado el descenso en la facturación a lo largo de este mes de junio han sido Segovia, con un 86 por ciento menos; Álava, con una facturación menor al 85, y Almería, con una caída del 81 por ciento. Las menos castigadas en este sentido han sido Guadalajara, que ha facturado un 17 por ciento menos en relación a junio de 2019, León, con un 23 por ciento menos, Lérida y Castellón, ambas con un 29 por ciento menos.


El análisis de UniversalPay revela además que la hostelería española ha facturado en transacciones con tarjeta casi un 80 por ciento menos en el segundo trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo del año anterior.


Después de un abril completamente nefasto para el sector, la facturación apenas remontó. En mayo, con el inicio de la desescalada, con algunos locales abiertos preparados para la realización de pedidos para llevar y con terrazas abiertas al 30 por ciento, la facturación sufrió una caída del 83 por ciento de media con respecto a mayo de 2019.


Por comunidades autónomas, las más afectadas han sido la comunidad canaria, con un descenso del 88 por ciento de la facturación en todo el trimestre, el País Vasco, con un 86 por ciento menos; Cantabria, con un 84 por ciento menos; Navarra, con un 82 por ciento menos, y las Islas Baleares, en la media nacional, con un 80 por ciento menos de facturación con respecto al mismo trimestre de 2019.


En este adverso cómputo trimestral, las comunidades menos castigadas han sido Galicia y Castilla-La Mancha, ambas con un descenso del 68 por ciento en la facturación con tarjeta, y Murcia, con un 70 por ciento menos.


DESCENSO EN LA FACTURACIÓN DE JUNIO 2020 CON RESPECTO A JUNIO DE 2019. POR PROVINCIAS


PROVINCIA DESCENSO FACTURACIÓN JUNIO 2020-JUNIO 2019
Segovia -86%
Araba/Álava -85%
Almería -81%
Las Palmas -76%
Ávila -74%
Cáceres -74%
Alicante/Alacant -74%
Palencia -72%
Illes Balears -71%
Huesca -70%
Cuenca -70%
Málaga -69%
Santa Cruz de Tenerife -67%
Tarragona -67%
Badajoz -67%
Zamora -66%
Valladolid -66%
Navarra -64%
Cantabria -62%
Girona -62%
Soria -62%
Huelva -59%
Barcelona -59%
Asturias -58%
Bizkaia -57%
Toledo -56%
Granada -53%
Gipuzkoa -53%
Madrid -52%
Sevilla -52%
Salamanca -49%
A Coruña -48%
Valencia/València -47%
Zaragoza -46%
Lugo -43%
La Rioja -42%
Jaén -41%
Córdoba -40%
Murcia -38%
Cádiz -37%
Pontevedra -36%
Burgos -34%
Ourense -34%
Castellón/Castelló -29%
Lleida -29%
León -23%
Guadalajara -17%
Albacete Sin datos
Teruel Sin datos
Ciudad Real Sin datos
Ceuta Sin datos
Melilla Sin datos