Salamanca se suma a las ciudades pioneras en la creación de paradas a demanda para el autobús urbano

Salamanca se suma a las ciudades pioneras en la creación de paradas a demanda para el autobús urbano

La medida está contemplada en el Reglamento de Usuarios del Transporte Urbano por Autobús y está dirigida a mujeres, mayores de 65 años, menores de 18 y personas con discapacidad
|

La ciudad de Salamanca se suma a las ciudades pioneras dentro de España en el establecimiento de las llamadas paradas a demanda, con el objetivo de ofrecer mayor seguridad y confianza a los usuarios del servicio de transporte urbano por autobús y, más concretamente, a las mujeres, personas mayores de 65 años, menores de 18 y personas con discapacidad.


Esta medida está recogida en el Reglamento de Usuarios del Transporte Urbano, que ha sido presentado hoy en rueda de prensa por el concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, y que será analizado este miércoles en la comisión del ramo, antes de su debate en el Pleno Municipal, previsto para el próximo 31 de julio.


Según ha explicado Carabias, el transporte urbano incorporará en sus dos líneas nocturnas estas paradas a demanda, siempre garantizando la seguridad vial y sin alterar el recorrido de la ruta. Las personas que necesiten este servicio deberán comunicárselo al conductor al momento de acceder al autobús y abandonarán el vehículo por la puerta delantera, lo que aporta una mayor seguridad.


Además de la novedad de las paradas a demanda ---cuya puesta en marcha se llevará a cabo con la entrada en vigor del reglamento, prevista para finales de septiembre o principios de octubre----, el gobierno municipal de Salamanca amplía la gratuidad del servicio de autobús, de tal modo que estarán exentos de su pago los menores de hasta 6 años de edad, dos años más que la actual edad de los beneficiarios de esta política de apoyo a las familias salmantinas.


Tal y como ha manifestado el concejal de Transportes, a pesar de la ampliación del público objetivo de la gratuidad, el Ayuntamiento de Salamanca mantiene el precio actual del billete para el resto de usuarios, un precio que está catalogado entre los más económicos del país y que llega a ser dos veces y media más barato que en otras ciudades.


Otro de las cuestiones novedosas y de futuro que quedan reguladas en este reglamento es la introducción del cobro electrónico del billete ordinario, en una apuesta por la modernización del servicio y en consonancia con el objetivo de ofrecer facilidades a los usuarios.


Cabe señalar que, además de estas medidas, en sus 33 artículos, el reglamento del bus urbano viene a regular cuestiones que en la práctica ya se estaban aplicando, bien por acuerdo o por estar contempladas en normas de mayor rango, tales como las normas de urbanidad, decoro y aseo, o el acceso de los perros guías o de las sillas y cochecitos de los menores de 0 a 3 años.


Con la aprobación en breve de este reglamento, en el que se plasman los derechos y las obligaciones de los pasajeros del bus en la ciudad, el Ayuntamiento de Salamanca da respuesta a la normativa vigente y a su compromiso de seguir mejorando un servicio que ya goza de una altísima aceptación entre sus usuarios.