La OSCYL también celebra su 25 cumpleaños en Toro

La OSCYL también celebra su 25 cumpleaños en Toro

|

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) celebrará el próximo domingo, 19 de julio, a las 21.30 horas un concierto en la plaza de toros de la localidad zamorana de Toro. Esta actuación se suma a la ya realizada el pasado 10 de julio en la Plaza de la Catedral de Zamora y que forma parte de los cuatro ensembles –agrupaciones de 20 músicos– que la OSCyL está realizando durante este mes de manera presencial en una gira por 15 localidades de la Comunidad. En ese sentido, señalar que todos sus conciertos fueron cancelados tras la declaración del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo como consecuencia de la crisis sanitaria de al Covid-19.


Bajo la dirección de Roberto Bodí, este concierto, que ya ha actuado en el Museo Fábrica de Harinas La Única de La Bañeza (León); en el patio del Instituto Antonio Machado de Soria y en la Plaza Mayor de Palencia, cerrará el tercer ensemble de la OSCyL en la plaza de toros de Toro con la actuación de una veintena de músicos de la Orquesta Sinfónica, quienes interpretarán ‘Dos melodías elegiacas, op. 34’, de Edvard Grieg; la ‘Sinfonía nº 7 para cuerdas en re menor’, de Felix Mendelssohn, y la ‘Sinfonía nº 45 en fa sostenido menor, De los adioses’, de Joseph Haydn.


La crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus ha provocado cambios en los conciertos de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, que este año celebra su 25 aniversario con la gira ‘La Sinfonía Inspira’. Las consecuencias de la pandemia han obligado a establecer una serie de medidas en sus conciertos, siguiendo siempre las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Por ese motivo, las actuaciones de la OSCyL se están desarrollando en espacios abiertos y con aforos limitados, tanto para los propios ciudadanos como para los propios integrantes de la Orquesta.


Finalmente, señalar que esta vuelta a los escenarios por parte de la OSCyL se ha estado compatibilizando con diferentes actividades online desde el pasado mes de abril, permitiendo a la formación sinfónica mantener el contacto, pero de manera virtual, con todos aquellos admiradores de su música a través de una programación continua y de calidad adaptada a la situación provocada por la crisis sanitaria.