Comienzan 'Las nocturnas de Ieronimus'

Comienzan 'Las nocturnas de Ieronimus'

La visita permite el acceso a 20 personas y el precio es de 10 euros. Las entradas se adquieren on line, a través de la web oficial de Ieronimus, www.ieronimus.es.
|

Este viernes comienza la temporada 2020 de visitas nocturnas a las torres de la Catedral.  ‘Las nocturnas de Ieronimus’, ambientadas con música y luz interpretativa se podrán disfrutar, hasta finales de julio y durante el mes de agosto, los viernes a las 21:00, 22:30 y 23:00 horas; los sábados será a las 20:30, 21:00, 22:30 y 23:00 horas.


Serán visitas guiadas en grupos pequeños, y se desarrollarán hasta finales de año. En septiembre y en octubre abrirán viernes y sábados a las 20:30, 21:00 y 22:30 horas (también el 11 de octubre). Continuarán en noviembre (sábados: 20:15. y 22:00 horas -abre el 1 de noviembre-) y los días 5, 6, 7 y 8 de diciembre a las 20:15, 20:30, 22:00 y 22:15 horas.


La visita permite el acceso a 20 personas y el precio es de 10 euros. Las entradas se adquieren on line, a través de la web oficial de Ieronimus, www.ieronimus.es. La información sobre las visitas está disponible en la plataforma https://salamancaymas.es/ieronimus-las-torres-de-la-catedral/.


Estas visitas nocturnas guiadas y ambientadas con música y luz interpretativa se han convertido en un referente de la oferta patrimonial en la ciudad. De una hora y media de duración, permite recorrer las diferentes estancias de la exposición documental en un itinerario lleno de sorpresas, con juego de luces y ambientación musical. El recorrido finaliza en el cuerpo de campanas, donde el visitante puede enviar un toque de campanas personalizado.


Acceder a las “Torres de la Catedral” durante la noche ofrece además el privilegio de ver Salamanca iluminada desde el mejor balcón de la ciudad y saber qué pasa allí en las horas de vigilia, de silencio y misterio.


Ieronimus es una experiencia cultural, espiritual y turística que mantiene todo su valor, su utilidad y su vigencia. Ha sido y es uno de los emblemas, uno de los ‘faros’ de la ciudad, y en este momento una de las puertas de acceso a la nueva realidad con motivo de la pandemia de coronavirus.