La Junta contará con recursos financieros para atender las necesidades de liquidez en un contexto de crisis
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo

La Junta contará con recursos financieros para atender las necesidades de liquidez en un contexto de crisis

El Consejo de Gobierno ha acordado la adhesión de la Comunidad al Compartimento de Facilidad Financiera por valor de 378,9 millones de euros para cubrir las necesidades de financiación correspondientes al tercer trimestre de 2020. La Junta contará con recursos financieros para atender las necesidades de liquidez en un contexto de crisis causada por el COVID-19
|

El Consejo de Gobierno ha acordado la adhesión de la Junta al Compartimento de Facilidad Financiera que ha asignado a Castilla y León 378,9 millones de euros para cubrir las necesidades de financiación aprobadas por la Comisión Delgada del Gobierno para Asuntos Económicos correspondientes al tercer trimestre de 2020.


Las condiciones financieras de la adenda en la que se formalizaría este nuevo préstamo son idénticas a las del contrato inicialmente suscrito. Se trata de una operación a un plazo de 12 años (cuatro años de carencia y 8 de amortización) y el tipo de interés será el del rendimiento medio de la Deuda del Estado a plazo equivalente. Esto supone un ahorro en gastos financieros respecto del coste que le correspondería asumir a la Comunidad si optara por acudir a los mercados financieros.En julio de 2019, la Consejería de Economía y Hacienda solicitó la adhesión de Castilla y León al Fondo de Facilidad Financiera para cubrir las necesidades de endeudamiento para 2020, al cumplir la Comunidad los requisitos previstos en el Real Decreto-ley 17/2014, y tras considerar los potenciales beneficios que se pueden obtener del ahorro de intereses y al no ser necesaria la elaboración de un plan de ajuste.


La totalidad de las cantidades atribuidas a la Comunidad hasta el momento para el ejercicio ascienden a 1.125,78 millones de euros. La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, mediante acuerdos de 31 de enero, 20 de marzo y 14 de mayo de 2020 ha venido asignando a Castilla y León distintos importes (224,46 millones, 291,38 millones y 231 millones de euros, respectivamente) que acumulan un total de 746,84 millones de euros, a los que hay que sumar los 378,9 millones para el tercer trimestre, para cubrir las necesidades de endeudamiento del ejercicio 2020.


El Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales establece que pueden adherirse al compartimento Facilidad Financiera del Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas, las Comunidades Autónomas que cumplan los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública, respeto a las reglas fiscales y cumplimiento de los límites del periodo medio de pago a proveedores.


Endeudamiento 2,7 puntos inferior a la media autonómica


La deuda viva de la Comunidad ascendía a 12.780 millones de euros a 31 de marzo de 2020, según la estadística del Banco de España, lo que equivale al 21,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) y sitúa a Castilla y León como la novena autonomía más saneada, 2,7 puntos por debajo de la media autonómica, que se sitúa en el 24,1 % del PIB nacional. La aportación de Castilla y León al endeudamiento global de las autonomías españolas es limitada, de acuerdo con los datos del organismo regulador. En concreto, al término del primer trimestre del año se cifraba en el 4,3 % del total de las comunidades, contabilizado en 297.866 millones de euros.