El mercado de San Pelayo se traslada al paseo Fernando Arrabal con fuertes medidas contra el contagio

El mercado de San Pelayo se traslada al paseo Fernando Arrabal con fuertes medidas contra el contagio

Se celebrará desde el próximo sábado, 4 de julio
|

El alcalde de Ciudad Rodrigo, Marcos Iglesias, ha firmado un bando en el que se establecen las medidas para la reapertura del mercado de los sábados de San Pelayo. 


Así, según indica, este se trasladará al paseo Fernando Arrabal por ser el único lugar donde se podrán llevar a efecto las medidas de control de aforo y de seguridad sanitaria y los puestos tendrán que mantener un distanciamiento entre trabajadores, clientes y viandantes, así como unas medidas de higiene. 



El mercadillo se celebrará todos los sábados desde el 4 de julio para aquellos que acrediten cumplir con las medidas establecidas y que sean aceptados por la Delegación de Mercados y Policía Local. El horario de montaje y desmontaje será desde las 7:00 horas a las 10:00 horas y desde las 14:00 horas a las 16:00 horas, respectivamente. El horario de apertura al público será desde las 10:00 horas y hasta las 14:00 horas


La entrada al mismo se hará según los términos delimitados por el plano de señalización para evitar aglomeraciones. Se pondrá a disposición de los clientes un dispensador de hidrogel en los puntos de acceso. 


Dentro del recinto habilitado se delimitará de forma clara la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros entre clientes. Para ello, se utilizarán marcas en el suelo, uso de balizas, cartelería y/o señalización que estime oportuno este Ayuntamiento.


La distribución lineal de los puestos se realizará garantizando la debida distancia, separados por una vía de tránsito. Se establecerá cartelería informativa con las medidas de distanciamiento e higiene que tienen que adoptarse, indicando también que, si una persona manifiesta síntomas compatibles con el Covid-19, deberá abandonar de inmediato el lugar y seguir las indicaciones del personal sanitario.


En cuanto a los vendedores, será obligatorio el uso de mascarillas y guantas o productos de uso desinfectante. Solo ellos, además, podrán tocar los productos y se evitará la manipulación simultánea de alimentos y dinero u otros medios de pago. También habrá que extremar la limpieza del TPV tras cada uso, especialmente si ha sido manipuladopor el cliente. 



Todos los puestos deberán contar con una papelera con tapadera para el depósito de residuos de los clientes y en cuanto a la limpeiza y recogida, los desechos deberán ser depositados en bolsas debidamente cerradas. 



Las personas que accedan al recinto del mercadillo deberán llevar también mascarilla de forma obligatoria y se aconseja el uso de otros productos. La Policía Local velará porque se respetan estas condiciones y medidas.