Ayudar al empresario para poder apoyar al trabajador: la red creada por la Diputación de Zamora

Ayudar al empresario para poder apoyar al trabajador: la red creada por la Diputación de Zamora

Noticiascyl Zamora analiza con el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo el papel de la institución durante la crisis del coronavirus
|

Tres meses de estado de alarma, una fuerte apuesta por recuperar la actividad del tejido industrial en la provincia de Zamora y responsables de las mascarillas infantiles más famosas. La Diputación de Zamora ha tenido una posición muy activa durante la pandemia del Covid-19 y, una vez inmersos en la ‘nueva normalidad’, Noticiascyl Zamora analiza junto al presidente de la Diputación, Francisco Requejo cómo ha sido esa actividad y cuáles son los próximos pasos a seguir en la institución provincial.


Pregunta.- Más de tres meses de estado de alarma por una pandemia mundial, ¿qué balance hace de la actuación de la Diputación de Zamora en el asunto?


Respuesta.- Lo primero que quiero hacer es agradecer a toda la gente que ha estado trabajando en la Diputación, tanto a los funcionarios presenciales, como los que han teletrabajado desde casa, por su gran esfuerzo. Pero sobre todo a mi equipo, que desde el primer momento han estado conmigo mañanas, tardes y festivos trabajando para intentar sacar adelante las cosas.


Soy consciente de que hemos podido cometer algún error, porque ninguno estábamos preparados para la pandemia que nos ha venido, pero por falta de esfuerzo no ha sido.


Lo que esto tiene que enseñarnos es que tenemos que cambiar la manera de trabajar, el teletrabajo creo que, a partir de ahora, va a ser muy importante en las instituciones. Y sobre todo la manera de relacionarnos entre las personas. Espero que siga prevaleciendo el sentido común y que la gente mantenga las precauciones porque el virus, aunque más débil, sigue latente.


P.- ¿Realmente cree que los españoles podamos cambiar esa forma de relacionarnos tan cercana?

R.- Es complicado. Los españoles somos gente muy afectuosa y cariñosa y estamos acostumbrados a tener mucho contacto físico. Nos va a costar, pero no nos queda otra.


Por otro lado, creo que desde las instituciones también la forma de trabajar va a ser diferente. Tiene que haber más unión y colaboración entre los grupos institucionales y dejar de mirarnos el ombligo y plantearnos sacar adelante cosas en común, que es lo que quiere la sociedad. Tenemos que trabajar unidos y dar soluciones y menos problemas.


P.- La Diputación de Zamora llevado a cabo desinfecciones, colaborado en el reparto de material de primera necesidad, luego llegaron las mascarillas entregadas a los ayuntamientos para que las repartieran, y quizás la apuesta más fuerte, grandes partidas económicas para ayudar a autónomos, pymes y trabajadores, ¿cómo reciben esas necesidades de vecinos y empresas de la provincia para luego transformarlas en acciones?


R.- Las desinfecciones las hicimos porque vimos que teníamos que llegar a los pueblos, tanto como refuerzo higiénico como psicológico, que los zamoranos vieran que la Diputación estaba desinfectando las zonas donde podía haber virus. Agradezco enormemente a los alcaldes y municipios de Zamora el esfuerzo que han hecho, son un ejemplo no solo a nivel provincial, sino nacional con muy pocos casos en la provincia.


Sobre el reparto de las mascarillas, desde el primer momento hubo problemas con el suministro, por lo que hicimos acopio de ellas y pensamos que dárselas a la población era una buena medida, incluso antes de que fuera obligatorio su uso.  


También reforzamos los servicios sociales, con la atención psicológica desde las CEAS, para esa gente mayor que se encontraba sola en sus casas y nos preocupaba, que no supiesen a dónde o a quién acudir.

Luego, sobre las mascarillas infantiles, creímos que los niños han sido un gran ejemplo durante la pandemia. Yo tengo cuatro sobrinos y se lo complicado que ha sido mantener confinados a los niños en las casas. Ha sido una recompensa.


P.- ¿Y cómo fueron llegando esas necesidades a vosotros?


R.- A través del Registro y el contacto con los ayuntamientos. Nos han pedido desinfecciones en prácticamente toda la provincia y todos los días. Por ello quiero destacar al Parque de Maquinaria, que lo han realizado de forma voluntaria, con un trabajo muy excelso y coordinado.


P.- Y por esa esa apuesta económica por ayudar al tejido empresarial de Zamora nacen los Planes Impulsa con más de 8,5 millones de euros. ¿Cómo son estos Planes?


R.- Es una línea de cinco millones de euros, con dos millones para cubrir la cuota de autónomos, pago de IBI, el alquiler de los locales, el Impuesto a Vehículos de Tracción Mecánica y los gastos que puedan generar por el Covid (geles, mamparas, guantes…). Esta primera línea el máximo es de 500 euros.


Luego la Línea II es para ayudar a las empresas a mantener los contratos de trabajo de sus trabajadores, con un máximo de 625 euros por trabajador a jornada completa y la parte correspondiente en casos de medias jornadas u otro tipo de contrataciones. Todo ello como ayuda para pagar la Seguridad Social de trabajador y solo para ese uso.


Además, tenemos una tercera línea con las entidades financieras, donde hemos habilitado 500.000 euros para sufragar los intereses de hasta 2,5% a todos los autónomos que decidan pedir un crédito.

Estas ayudas se pueden pedir desde el 15 de marzo y hasta el 30 de septiembre de 2020, y ya se han solicitado, solo para el Impulsa I casi 600, que estamos comenzando a tramitar.


P.- Pese a que es un Plan pensado para, digamos, el empresario, de forma secundaria también ayuda a los trabajadores asalariados, ya que cuenta con una ayuda por cada trabajador contratado por estas empresas. ¿Por qué han considerado mejor este formato, que una ayuda directa a los trabajadores?


R.- Desde la Diputación siempre hemos apostado por mantener el empleo, crearlo en la medida de lo posible, y por ello estamos trabajando en la Biorrefinería de Barcial del Barco. Lo que buscamos es que, si los empresarios mantienen el empleo, el trabajador, lógicamente, también.


Con esto lo que fomentamos es que a la empresa le sea más fácil pagar esos costes, que para ellos son bastante difíciles, y ayudar a mantener el empleo. Yo entiendo que los empresarios tienen muchos problemas financieros y con ello, les ayudamos y esperamos conseguir que no tenga que despedir a los trabajadores.


P.- Casi se cumple un mes desde que pymes y autónomos pudieran solicitar dicha ayuda, ¿cómo ha sido la acogida por parte del sector empresarial zamorano?


R.- Aparte de las 600 solicitudes de Impulsa I, en la segunda parte tenemos acogidas a 20 empresas de todas las comarcas de la provincia. La tenemos abierta a todos los municipios, menos la capital, incluso Toro y Benavente, que también comienzan a entrar.


P.- ¿Hay alguna zona o comarca que se haya acogido más?


R.- En el Impulsa I los mayores peticionarios son de la zona de Benavente, aunque también tenemos de Toro, Tierra de Campos o Sanabria. Creo que está cubierta toda la provincia.


P.- Por ahora son 20 empresas. Esperan que sean más, ¿no?


R.- Sí. Hasta septiembre nosotros vamos a seguir publicitándolo para que pymes, autónomos y empresas le llegue y no tenga miedo a pedirlas


P.- ¿Tiene la gente miedo o vergüenza a pedirlas?


R.- No. Yo no creo que tengan miedo o vergüenza, pero hay que hacérselo llegar a todos para que la gente lo pida. Son unos trámites muy sencillos de hacer, y que junto con las ayudas que tenga la Junta o el Gobierno Central, salgan adelante.


P.- Visto el futuro que nos espera, ¿tienen previsto alargar y ampliar estas ayudas?


R.- En el caso de que se agoten, que ojalá no pasara, en las mismas bases se contempla su ampliación.


P.- Aunque para poder habilitar estas ayudas han tenido que reducir mucho o, incluso, prescindir de muchas partidas económicas del Presupuesto 2020.


R.- Estas ayudas las hemos sacado con modificaciones de Presupuesto y con partidas que eran innecesarias, como muchas ferias o bajar un 20% las subvenciones que dábamos desde la Diputación a todas las entidades deportivas y sociales de la provincia. Además, de otra parte, que se ha sacado del remanente de tesorería, que están pensados para ayudar al mundo rural y la gente que lo necesita.


P.- Y de tener que ampliar las partidas, ¿de dónde lo van a sacar?


R.- De los remanentes. El presupuesto ya lo hemos modificado tres veces y lo tenemos ya muy ajustado, de ahí no podemos sacar nada más.


De hecho, ahora vamos a llevar al próximo Pleno, una modificación de crédito en los remanentes para hacer acopio de material sanitario, para estar prevenidos en el caso de un rebrote estar prevenidos y no nos falte de nada para la residencia Virgen del Canto y para nuestro personal de las CEAS.


P.- Entonces estaría pensado solo para la residencia y las CEAS, no para un nuevo reparto entre los pueblos.


R.- Nosotros ahora mismo tenemos cubierto las necesidades y tenemos mascarillas de sobra. Si hiciesen falta, ahora mismo, tendríamos para hacer otro reparto. Pero vemos que los ayuntamientos están comprando, también las asociaciones, así que creo que es más fácil.


P.- Más de 8 millones, más otros dos de los Planes Dipnamiza, ayudas a emprendedores, campañas de Turismo… Toda la carne en el asador para superar esta crisis, pero ¿tienen previsto algún otro plan de contingencia de producirse un rebrote pasado el verano, por ejemplo?


R.- Esperemos que no ocurra. Aquí estamos manteniendo todas las medidas de seguridad, dentro de la Diputación. Hemos sido la primera institución en realizar pruebas a sus trabajadores, para que pudieran reincorporarse con seguridad.


P.- ¿Y de cara a si se volviera a paralizar la economía? Un cuarto Plan Dipnamiza, por ejemplo.


R.- Tenemos contempladas algunas acciones más. Lógicamente si tenemos que sacar algunas ayudas más, la Diputación no va a ser rácana. Hay que estar prevenidos, el virus sigue entre nosotros, y hago un llamamiento a la gente para que siga manteniendo la prevención y respete las medidas de seguridad e higiene.


Si todos somos cuidadosos, creo que si se produjera un rebrote podría controlarse rápidamente y no llegar a más. Nos tiene que servir de lección para lo que no tenemos que hacer.


P.- Volviendo a las medidas tomadas por Diputación en esta pandemia, una de las que más éxito han tenido, incluso hasta hablar de ello en ‘Zapeando’ de La Sexta son las mascarillas infantiles. ¿Esperaban tanto reconocimiento por ello? ¿Por qué se incluyeron a los niños de Zamora capital en ese reparto cuando, generalmente, cualquier medida tomada solo incluye a los municipios de menos de 20.000 habitantes?


R.- No, no esperábamos reconocimiento y no lo buscábamos. Repito que yo tengo cuatro sobrinos y he visto lo mal que lo han pasado, el nerviosismo que han podido tener en casa. Algo que también para los padres es complicado. Entonces hemos querido, aparte de como una medida de seguridad, premiarles por haberse portado tan bien durante la pandemia.


P.- ¿Por qué se incluyó a los niños de la capital en una medida de la Diputación, cuando normalmente las medidas que se toman son siempre para los municipios de menos de 20.000 habitantes?


R.- Era una partida que para la Diputación no era costosa y queríamos cumplir con todos los niños de la provincia, y no discriminar a ninguno.


P.- ¿Se le comunicó al Ayuntamiento de Zamora?


R.- Sí. Hablamos con el alcalde, incluso le ofrecimos sí quería colaborar.


P.- Pero no colaboraron, entiendo.


R.- No.


P.- ¿Cuántas se han repartido ya?


R.- Repartidas todas, entre AZECO y el Colegio de Farmacéuticos de Zamora. Sí nos ha comunicado algún ayuntamiento que falta de repartir entre sus niños y hemos dado órdenes de que se repartan ya. De todas maneras, tenemos algún retén, por si acaso, y algún pueblo, como, por ejemplo, Piedrahíta ha venido a por ellas recientemente.


P.- Le pregunto lo mismo que con las ayudas, ¿tienen pensado aumentar esa primera partida de 16.000 unidades?


R.- De momento no vamos a hacer más remesas. Estas mascarillas tienen un uso bastante prolongado, de 10 lavados y once usos. Pero si hiciesen falta más adelante podríamos contemplarlo.


P.- Por último y aprovechando la reciente presentación de las nuevas ayudas a la natalidad, se percibe un cambio de rumbo en la Diputación a la hora de incluir en las ayudas e iniciativas a todos los municipios de Zamora, incluso los que tienen mayor población.


R.- La provincia es todo. También es Morales del Vino, Toro o Benavente. Es cierto que ha habido un cambio de criterio, también en los planes provinciales, y no tenemos por qué excluir a ningún municipio por su número de habitantes. Estos también tienen sus necesidades.


Hemos apostado por dar cobertura en cada acción realizada a todos los pueblos de la provincia y así lo va a mantener este equipo de gobierno durante este mandato. Yo creo que, si Benavente o Toro sacan ayudas desde sus ayuntamientos, estas pueden ser compatibles con las de Diputación.