Crisis sin precedentes en el sector nupcial y de eventos

Crisis sin precedentes en el sector nupcial y de eventos

El sector nupcial y de eventos sociales de Castilla y León estima que podría cerrar el 30% de empresas
|

Un 30 por ciento de las empresas del sector nupcial y de eventos sociales de Castilla y León estima que un 30 por ciento de empresas podría cerrar, por lo que ha constituido una plataforma para intentar frenar esta situación y ha trasladado a las distintas administraciones posibles medidas para paliar la crisis que ha generado la pandemia de coronavirus.


El sector está formado por cerca de 60.000 personas que trabajan en 3.947 empresas y representa un volumen económico superior a los 140 millones de euros al año, han informado a Europa Press fuentes de la plataforma, que han estimado que han cerrado o cerrarán el 30 por ciento de empresas.


Ante la situación de crisis, las empresas dedicadas a bodas, bautizos, comuniones y eventos sociales han aunado sus fuerzas con la creación de una plataforma que tiene como único objetivo defender al sector, que consideran que por su volumen debería ser tenido en cuenta como "estratégico".


El promotor de la iniciativa, César del Campo Castro, ha señalado en un comunicado recogido por Europa Press que a fecha de hoy "no sólo no se van a celebrar las bodas y eventos sociales previstas para este año, sino que, en el 2021 el número de celebraciones se reducirá cerca del 50 por ciento" debido a que los contrayentes y sus familiares están "perdidos" acerca de lo qué van a poder hacer y a quién recurrir para realizar sus eventos dentro de unos meses.


"Por ello, ahora que es el momento de tomar la decisión y ofertar el conjunto de los servicios que se requieren para una boda", ha añadido Del Campo.


El objetivo de la plataforma es plantear a las instituciones una serie de medidas de apoyo a las empresas "como escaparate y estandarte" de la filosofía de Castilla y León.


CONTACTO CON LAS INSTITUCIONES
Como primeras medidas se han solicitado reuniones con el Ayuntamiento de Valladolid, la Diputación provincial y la Junta de Castilla y León y ya se han mantenido reuniones con la administración local, provincial y grupos políticos a los que se les han presentado una serie de propuestas encaminadas a paliar la situación del sector nupcial, además de un detallado análisis socioeconómico del sector en los últimos cinco años y la progresión a la que se debe tender en el próximo lustro, siguiendo parámetros de proyección empresarial con modelos fiables y objetivos claros.


Entre las medidas que ya ha adoptado el sector, la plataforma ha apuntado que las empresas han realizado una "importante" inversión para adaptarse a las normativas establecidas por el Gobierno para la protección del cliente y sus empleados, a pesar de las continuas y cambiantes normas marcadas, pero además han asumido las pérdidas por los aplazamientos o anulaciones de las ventas realizadas para las ceremonias que tenían contratadas para el año 2020.


De la misma forma, han adoptado el compromiso de no subir precios en los artículos y servicios vendidos y a la venta, han decidido incentivar el sector mediante la realización de bonificaciones y ventajas a las nuevas contrataciones para 2021 mediante el apoyo a las personas que vayan a celebrar su boda o evento social.


También ofrecen fechas, dentro del calendario 2021, para cumplir el deseo de que las ceremonias puedan celebrarse cuando se eliga, han realizado inversiones en acciones publicitarias, promocionando el sector, con el fin de conocer a los clientes, entrando en contacto directo con ellos, para ofrecerles grandes ventajas por celebrar su evento, han implementado herramientas tecnológicas, facilitando el contacto con los clientes y han tratado de garantizar la imagen profesional de las empresas, denunciando el intrusismo existente en el sector.


Además, el sector ha tratado de impulsar el I+D+I para ofrecer servicios de nueva creatividad y ha potenciado la creación de nuevos oficios con lo que conlleva la creación de puestos trabajos, a lo que se suma garantizar la calidad de los servicios prestados ante esta situación.


Entre las propuestas que la plataforma presenta hay una serie de medidas de tipo fiscal tanto para las personas que vayan a casarse como para las empresas del sector, de carácter laboral, de promoción o de formación y gestión que por un lado se dirigen a las instituciones locales y, por otro, a la Junta de Castilla y León.