El Colegio de Enfermería de Valladolid crea un Decálogo para impulsar la humanización en la atención sanitaria
Imagen de archivo

El Colegio de Enfermería de Valladolid crea un Decálogo para impulsar la humanización en la atención sanitaria

​Con el fin de que sea "humana y cercana" y a la vez "competente y efectiva"
|

La Comisión Deontológica del Colegio de Enfermería de Valladolid (COEVA) ha elaborado un Decálogo para humanizar la atención sanitaria después de la emergencia sanitaria por COVID-19.


El Decálogo incluye aspectos fundamentales que debe tener toda actividad asistencial para que sea "humana, cercana" y a la vez "competente y efectiva" para la recuperación de los pacientes, según ha indicado el Colegio a través de un comunicado remitido a Europa Press.


"Amabilidad, empatía, escucha, confidencialidad, participación, dignidad, educación, asistencia integral, y competencia son las claves para una atención integral y competente, donde los aspectos emocionales son parte de los cuidados globales para una atención integral", señala Juan Antonio Viveros, presidente de la Comisión Deontológica.


"Esta epidemia ha evidenciado que los pacientes y sus familias necesitan una atención sanitaria integral y esto incluye una asistencia cercana, empática, que se escuche a las personas, que tenga en cuenta su dignidad, es decir humana", ha explicado, por su parte, la presidenta del COEVA, Silvia Sáez Belloso.


"Una asistencia integral identifica y adecúa los cuidados a las necesidades de cada paciente, ya que cada persona requiere una asistencia diferenciada. No podemos olvidar la competencia profesional para prevenir el desgaste profesional y proporcionar cuidados de calidad", ha agregado Sáez.


Con este Decálogo, que será distribuido en centros sanitarios de Valladolid el COEVA pretende incidir en la importancia de humanizar los cuidados y la asistencia y dotar de herramientas a los profesionales para que incidan en estos aspectos.


La Comisión Deontológica del Colegio de Enfermería de Valladolid tiene como misión velar por el derecho de los usuarios, así como respetar la dignidad y la libertad de las personas y de los profesionales, asesorando desde una perspectiva ética, mediante protocolos y orientaciones de actuación, para aquellas situaciones en que se presentan conflictos éticos.