La Diputación de Zamora "no tiene capacidad" para ayudar a todos los ayuntamientos a abrir sus playas

La Diputación de Zamora "no tiene capacidad" para ayudar a todos los ayuntamientos a abrir sus playas

El diputado de Turismo, Jesús María Prada apela a la importancia turística del Lago de Sanabria para explicar la colaboración para hacer realidad su apertura
|

La Diputación de Zamora "no tiene capacidad" para ayudar a todos los ayuntamientos de la provincia en la apertura de playas, en base a la nueva normativa de la Junta de Castilla y León. Así lo ha reconocido el diputado de Turismo, Jesús María Prada al ser preguntado sobre la posibilidad de ofrecer trabajadores de la institución para la apertura de las playas de El Molino y Cional de Villardeciervos, donde ahora esta prohíbido su baño.


Tras la ayuda prestada por la Diputación al Ayuntamiento de Galende, para realizar una apertura segura del Lago de Sanabria, donde la institución ofrecía ocho operarios, para trabajar los siete días de la semana, además de la posibilidad de que el Ayuntamiento de Galende utilizara a los trabajadores del Plan Dipnamiza para el mismo fin y las brigadas de desbroce de la Diputación realizará sus tareas en el resto de zonas necesarias. Ahora varios ayuntamientos plantean la posibilidad de recibir el mismo tipo de ayuda para las diversas zonas de baño que recorren la provincia.


[LEER MÁS: Prohibido el baño en las playas de Los Molinos y Cional en Villardeciervos]


Pero el diputado de Turismo ha tenido que aclarar que el caso del Lago de Sanabria es especial. "El Parque Natural del Lago de Sanabria es un espacio natural, que a nadie se le escapa que tiene un atractivo turístico superior al del resto de zonas de baño de la provincia", explicaba Prada. Desde Diputación justifican esta colaboración prestada a Galende en términos meramente turísticos, ya que "el Lago atrae turismo de toda España, que viene en exclusiva a visitarlo, mientras que otras zonas de baño solo los propios vecinos y habitantes del resto de la provincia acuden a ellos". 


Y aunque, la voluntad de la Diputación sería la de poder ayudar a todos los ayuntamientos con zonas de baño, la realidad es que "en las circunstancias actuales no podemos permitirnos ese despliegue de personal y es imposible llegar a todos".