El pago sin billetes ni bonobús, más cerca en Valladolid
Imagen de archivo

El pago sin billetes ni bonobús, más cerca en Valladolid

​Tras la aprobación de la dotación económica por parte del Grupo de Trabajo para la recuperación de la crisis del COVID-19, se inicia, con carácter de urgencia, el procedimiento para la puesta en marcha del nuevo sistema a lo largo del verano
|

El pasado 10 de junio de 2020, el Grupo de Trabajo integrado por el PSOE, Partido Popular, Ciudadanos y Valladolid Toma La Palabra para la recuperación de la crisis del COVID-19 acordó una dotación presupuestaria de 300.000 euros para la puesta en marcha de un sistema de pago mediante tarjeta bancaria (EMV) y códigos QR, que permita el pago de billete sencillo con tarjeta bancaria, física o virtualiza en el móvil, así como la adquisición de títulos de viajes con dispositivos móviles que puedan ser utilizados para acceder al autobús.


Desde la declaración del Estado de Alarma, el Gobierno de la Nación ha venido dictando la correspondiente normativa en materia de transporte y movilidad, así como para la protección tanto de los usuarios como de los trabajadores que han debido seguir desempeñando su actividad, pues ésta reviste el carácter de servicio público esencial.


De este modo, el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana y la Unión Europea, han establecido medidas específicas para garantizar el transporte seguro todos los modos de transporte en el contexto de la pandemia de COVID-19, destacando la orientación de los medios de pago: “los billetes e información deben facilitarse por vía electrónica y automáticamente. Se debe promover y priorizar activamente la preventa electrónica de billetes, así como los procedimientos anticipados de facturación, reserva y registro”.


AUVASA procedió el 15 de marzo de 2020 a la supresión el pago en efectivo a bordo de sus autobuses, por lo que, en la actualidad, el único medio de pago es el de la tarjeta bonobús de AUVASA, cuya recarga se efectúa en la red de establecimientos colaboradores (kioscos y estancos) distribuidos por la ciudad, que también se han visto afectados en su disponibilidad debido al mismo Estado de alarma y al confinamiento.


Tal circunstancia provocó graves inconvenientes a los viajeros a la hora de disponer de saldo disponible o validez restante en sus títulos de transporte, no pudiendo, en muchos casos, embarcar en los autobuses, y, en consecuencia, viéndose mermado su derecho al transporte colectivo urbano de viajeros, debiéndose recordar que este último constituye un servicio público de competencia municipal de prestación obligatoria, cuya gestión directa tiene encomendada AUVASA.


Con el objetivo de evitar situaciones similares en el futuro ante un posible rebrote, y ante el nuevo escenario que se plantea con la finalización del Estado de alarma y las medidas establecidas por las autoridades gubernamentales, se hace indispensable que AUVASA disponga de un nuevo sistema de ticketing con validadoras autónomas, que, mediante tarjeta de crédito u otros medios de pago sin contacto, permitan al usuario efectuar el pago sin contacto físico ni intercambio de monedas, recibos en papel u otros elementos.


De este modo, y con la aprobación, por parte del Consejo de Administración de la Sociedad, del procedimiento de contratación de este sistema, se dispondrá de sistemas de pago alternativos que permitan eliminar el contacto físico en los vehículos de su flota como vector de contagio, evitando con ello la repetición de lo sucedido durante el Estado de Alarma ante eventuales rebrotes y garantizando el cumplimiento de los principios y medidas específicas dictadas tanto por el Gobierno de la Nación como por la Unión Europea en relación con el COVID-19 y que resultan de aplicación tanto a los usuarios del transporte colectivo urbano de viajeros, como a los trabajadores de AUVASA.


El procedimiento de contratación será un negociado sin publicidad, dado lo innovador del sistema y que permitirá acortar los plazos de adjudicación y, por lo tanto, de puesta en marcha. Es previsible que después del verano el sistema esté operativo en sus primeras fases, posibilitando el pago con tarjeta bancaria en toda la flota, así como la utilización de medios de pago complementarios a la tarjeta de transporte de AUVASA, como los códigos QR o la recarga de las tarjetas.


Además, este nuevo sistema de ticketing autónomo, permitirá establecer las bases para una futura evolución de los sistemas de pago disponibles en el transporte urbano en la ciudad de Valladolid, conforme al desarrollo que las nuevas tecnologías han tenido en los últimos años en este ámbito.

Tras la aprobación de la dotación económica por parte del Grupo de Trabajo para la recuperación de la crisis del COVID-19, se inicia, con carácter de urgencia, el procedimiento para la puesta en marcha del nuevo sistema a lo largo del verano.