De tentaderos y gastronomía por Rueda (1ª parte)
Imagen: Natalia Calvo

De tentaderos y gastronomía por Rueda (1ª parte)

​Santos nos cuenta su paseo por las tierras de la provincia vallisoletana
|

Volvimos a los predios ganaderos de Eladio y Sergio Vegas, por tierras de Rueda. Había tentadero y, aunque la mañana amaneció fría, ventosa y amenazante, la tienta se pudo celebrar sin lluvia, aunque luego caería un intenso chaparrón.


En esta ocasión fueron cuatro eralas negras bragadas pintando a burracas, las que se tentaron a cargo de Morenito de Aranda que, como matador de toros, tomó la delantera al novillero toledano Tomás Rufo.

El burgalés se sintió a gusto con ambas vacas, mejor con la primera a la que sobó y sobó hasta hacerse con ella a base de técnica y colocación. La segunda resultó también pastueña, aunque más floja. Pero el arandino la cuidó y volvió a gustarse. El viento molestó toda la mañana.


GALERÍA DE IMÁGENES DE NATALIA CALVO 


El joven novillero Tomás Rufo, al que apodera Rafael García Garrido (director general de la empresa de Las Ventas) y al que ayuda Morenito de Aranda, mostró su clase manejando las telas toreras, y con ambos animales disfrutó en una mañana a contra corriente por las inclemencias de tiempo.


A caballo estuvo el picador de cabecera de la ganadería, Jesús del Bosque, quien vino acompañado por su suegro, el bueno de Trifino Vegas. Un gran tipo que, además, fue un ganadero romántico. Ahora, ya cumplidos los 82 disfruta con lo que siempre fue su pasión: el toreo.


Tras el tentadero, llegó la hora de la manduca, cuestión ésta que los ganaderos de El Refugio cuidan con detalle y primor. Antes de la tienta ofrecieron café y chupitos con pastas que los invitados agradecieron.

Montse, la cocinera oficial, había preparado una serie de entrantes a base de queso, salchichón y chorizo, para luego ir emplatando asados de cochinillo y lechazo que el panadero de Rueda había llevado justo a la hora de la pitanza. De postre una deliciosa tarta, de elaboración artesana por el propio panadero rodense.

El verdejo de Rueda no faltó en las mesas en sus distintas marcas, como por ejemplo “Cremita” de Verástegui y un Marqués de Riscal. Y también del marqués un “Arienzo” riojano.


Para Grana y Oro hicimos una serie de grabaciones donde los toreros y el ganadero nos contaron sus peculiaridades. Entre los invitados se encontraba Florito, el mayoral, corralero y veedor de Las Ventas. Hombre de campo y experimentado en el manejo de cabestros, y Jesús Manuel Rodríguez “Mon”, amigo personal del ganadero y de Morenito, junto a otros amigos de los ganaderos.


En la segunda y última entrega les contaremos la visita a los cercados de los animales de saca y un tentadero de utreros a cargo de los mismos diestros. El viento impidió hacer la tienta con los machos.