El estudio de una recién graduada que expone el problema de no contar con personal sanitario en los centros educativos

El estudio de una recién graduada que expone el problema de no contar con personal sanitario en los centros educativos

Débora Vega ha realizado un TFG en el que ahonda en el poco conocimiento de la sociedad sobre esta figura cada vez más demandada. Su trabajo asistencial y preventivo puede llegar a ser muy importante para prevenir enfermedades
|

El coronavirus ha afectado a todos los ámbitos de la vida que conocíamos pero quizás la sanidad y la educación ha sido donde más se ha reflejado. Ambas situaciones las ha unido una alumna de la Universidad de León, Débora Vega, que acaba de terminar el grado de Enfermería con la presentación del TFG ‘Enfermería escolar en España: revisión bibliográfica’ en la que hace un trazado sobre la situación actual de estos profesionales en centros educativos.


Precisamente, esta problemática ha sido puesta de relieve en esta semana por el sindicato de enfermería Satse, que exigía que para el próximo curso escolar haya una enfermera en cada centro para garantizar la atención a los escolares con patologías crónicas y la seguridad de los mismos ante el coronavirus.


Y es que, si cabe, esta situación que nos está tocando vivir hace más necesario el hecho de contar con profesionales que, en su ámbito, pueda asistir a los pequeños en su caso y que, además, pueda educar en unos valores sanos a estos.  


Esto último, la propia Débora, lo ejemplifica perfectamente con el coronavirus y otros problemas genéricos que, cada vez con mayor asiduidad, se dan en la población más joven. “Nuestra sociedad se basa en buscar la salud y la prevención es básica”, insiste. “Eso lo tienen que hacer los profesionales”, comenta aludiendo a elementos básicos como lavarse las manos para no infectarse o tener una alimentación sana para evitar la obesidad.


Pero lo cierto es que esta no es una práctica muy consolidada en España y, por ende, tampoco en Castilla y León. “Las provincias más desarrolladas son Cantabria, Madrid y Cataluña. En Castilla y León hay pocos datos pero es un nivel similar al resto”, dice la joven estudiante.


Donde sí ha visto diferencias es entre los centros públicos y los centros privados, donde hay más presencia de personal de enfermería. De hecho, a nivel público no es una práctica extendida más allá de los centros de alumnos con necesidades especiales.


Es probable, de esta manera, que el propio coronavirus provoque algo que se lleva pidiendo desde hace tiempo pero que ahora suma más voces. No en vano, los propios padres, como reconoce Débora en base a la bibliografía utilizada, ya tienen en consideración el hecho que haya un profesional sanitario en el centro en su toma de decisión aunque, también afirma, todavía existe un “conocimiento bajo con respecto a esta figura”.


El Trabajo de Fin de Grado realizado por esta alumna ha sido dirigido por los profesores Francisco Javier Blanco Barredo y María Paz Castro González, con los que ha podido comunicarse durante este tiempo a través de las pantallas para avanzar en el estudio que, sin embargo, no se ha visto mermado gracias a Internet.


Ahora, Débora Vega seguirá estudiando y formándose en temas relacionados con los niños y la sanidad, con cursos sobre Pediatría, aunque valora incluso continuar con un Máster en Enfermería Escolar para seguir formándose y peleando por ello.