El alcalde de Galende rechaza la cita previa en el Lago contradiciendo la recomendación de Guardia Civil

El alcalde de Galende rechaza la cita previa en el Lago contradiciendo la recomendación de Guardia Civil

José Manuel Prieto comunicaba su decisión a través de la prensa, a 24 horas de la apertura de las playas
|

En declaraciones a la prensa. Sin comunicar previamente a la Diputación de Zamora, Junta de Castilla y León o Subdelegación de Gobierno. Así hacía público el alcalde de Galende, José Manuel Prieto que rechazaba la posibilidad de implantar una cita previa a la hora de acceder este verano a las playas del Lago de Sanabria. Una recomendación que venía directamente de la Guardia Civil, asistente también a la Comisión Local de Seguridad y a la que acudían todas estas entidades, para prestar ayuda al Consistorio sanabrés, para gestionar la reapertura del Lago este verano.


Algo que no ha gustado al diputado de Turismo de la Institución Provincial, Jesús María Prada. El diputado no entiende la contradicción de José Manuel Prieto afirmando "la soledad" en la que decía encontrarse a la hora de enfrentarse a una apertura segura de las playas, para, después de recibir el apoyo, sugerencias, efectivos e incluso ayudas económicas para llevarlo a cabo, "nos enteramos por la prensa de sus decisiones". "Ha soledades y soledades", ha remarcado Prada.


Como ha indicado el propio diputado, asistente a dicha Comisión Local, fue la propia Guardia Civil la que aconsejó implantar una cita previa, como mejor fórmula para controlar el aforo de las playas sanabresas. Algo para lo que tanto Diputación de Zamora como la Junta de Castilla y León decidían aportar operarios de sus instituciones para controlar la llegada de visitantes y realizar tareas de desinfección. En concreto, la Institución Provincial ofrecía ocho operarios, para trabajar los siete días de la semana, además de la posibilidad de que el Ayuntamiento de Galende utilizara a los trabajadores del Plan Dipnamiza para el mismo fin y las brigadas de desbroce de la Diputación realizará sus tareas en el resto de zonas necesarias. Un apoyo que también secundaba la Junta con 20.000 euros de subvención y el trabajo de los agentes medioambientales de la zona en desinfecciones y control de aforo. 


Si bien el diputado recuerda y respeta que la última palabra la tiene el Ayuntamiento de Galende, si ha querido exponer que el alcade está improvisando" ante la inminente apertura de las playas en menos de 24 horas. "Dimos muchas ideas y pusimos a su disposición todo lo que la Diputación puede y tiene competencias, por la importancia inegable que tiene el Lago", recalcaba el diputado. Por ello, Jesús María Prada ha finalizado su intervención apelando a la responsabilidad de los visitantes ante esta anómala situación.