Última reunión del Centro de Coordinación del operativo de la pandemia en Castilla y León

Última reunión del Centro de Coordinación del operativo de la pandemia en Castilla y León

Este órgano ha celebrado un total de siete reuniones durante el confinamiento
|

El Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) de Castilla y León ha cerrado este martes, 16 de junio, su etapa en el marco del Estado de Alarma, después de tres meses de confinamiento y desescalada, realizando balance de un periodo durante el que las administraciones central y autonómica, Policía y Guardia Civil, Ejército, UME, Emergencias 112, Salud Castilla y León, Delegación de Defensa, Producción Agropecuaria y Protección Civil tomaron las decisiones claves, de común acuerdo, sobre el operativo que hizo frente a la pandemia de la COVID-19 en la Comunidad Autónoma.


Desde su constitución el 15 de marzo, al día siguiente de la declaración del estado de alarma, este órgano ha celebrado siete reuniones, además de otras decenas de encuentros a nivel provincial en las que participaron subdelegados del Gobierno, directores territoriales de la Junta y otras administraciones implicadas en la gestión de la pandemia.


Durante todas estas reuniones, a nivel regional y provincial, se llevó a cabo un intenso trabajo institucional conjunto y armonizado que dio respuesta a las exigencias de la crisis sanitaria, en el marco de esa figura constitucional, la del estado de alarma, que decaerá a las 00.00 horas del próximo 21 de junio.


Asimismo, el CECOPI ha gestionado, desde los primeros días del estado de alarma, todas las solicitudes de apoyo dirigidas a las Fuerzas Armadas dentro del desarrollo de la Operación Balmis, tanto de los organismos públicos como privados, en lo referente a descontaminaciones, patrullas de presencia en los municipios, apoyos sanitarios, logísticos o de transporte.


En el marco de este apartado, se han realizado numerosas desinfecciones, realizadas por la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el resto de unidades de las Fuerzas Armadas que han estado en primera línea de lucha contra el virus dentro y fuera de las residencias de mayores.


En el último encuentro del CECOPI, copresidido por el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, y el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se cifró en 842 solicitudes en este sentido desde que se firmara el protocolo de desinfección, así como otras muchas realizadas antes de esa firma.


Dentro de la prevención contra el virus, la Delegación del Gobierno y la Junta de Castilla y León han planificado una serie de Jornadas de Formación para actuación en residencias de mayores, que se celebrarán en todas las provincias de la Comunidad entre el 19 y el 30 de junio y se inauguran en Valladolid el próximo viernes.


El objetivo de estas jornadas, es hacer frente de una manera más eficiente, a los posibles rebrotes del COVID-19 que se pudieran dar en el futuro, y más concretamente donde este ha tenido unas mayores consecuencias, en las residencias de personas mayores y con discapacidad.


AGRADECIMIENTOS


El delegado del Gobierno ha aprovechado esta última reunión del CECOPI para mostrar su "profundo agradecimiento" a todos los participantes en este órgano de coordinación y ha destacado estas jornadas formativas como "una de las muchas cosas positivas" surgidas de esas reuniones.


El consejero, por su parte, ha recordado que aunque el domingo decae el estado de alarma, y con él el nivel 3 de emergencia a nivel nacional, el PLANCAL, (Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León), continúa activo hasta que no desaparezca la situación de emergencia sanitaria y no se de por finalizada la pandemia.


Suárez-Quiñones ha afirmado que el CECOPI ha sido "un excelente instrumento de coordinación de todas las administraciones públicas" y ha explicado que, a partir de este momento, seguirá funcionando, pero únicamente bajo su mando, para continuar debatiendo y adoptando medidas de cara a posibles focos.


Ambos responsables políticos han insistido en la importancia de "no dar al virus por vencido", puesto que su amenaza continúa, y han llamado a la ciudadanía a no bajar la guardia, respetar las normas que a partir de ahora rijan la vuelta a la normalidad y continuar demostrando día a día la responsabilidad colectiva, evitando una indeseable marcha atrás.