FOTOS | Un nuevo corredor verde de más de once kilómetros recorrerá Salamanca de norte a sur

FOTOS | Un nuevo corredor verde de más de once kilómetros recorrerá Salamanca de norte a sur

Se trata de un nuevo proyecto seleccionado por la Comisión Europea. Habrá 40 actuaciones diferentes y se plantarán 4.500 árboles y 107.000 arbustos y se eliminarán 100 plazas de aparcamiento. El plazo de ejecución es de 40 meses
|

GALERÍA DE FOTOS


El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, acompañado del rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha presentado un nuevo proyecto para la ciudad, 'Life Vía de la Plata' que consistirá en la conversión del tramo urbano de esta famosa vía pecuaria en un corredor verde. 


Esto será así gracias a la selección de este proyecto por parte de la Comisión Europea, uno de los quince de entre los 67 presentados, y ya se trabaja en su elaboración. Así, será en septiembre, según anunció García Carbayo, cuando se comience el trabajo preparatorio para que en enero se pueda redactar el proyecto, que tendrá 40 meses de ejecución. Este contará con un presupuesto de cerca de tres millones de los que el 55% será financiado por la Unión Europea. 


Esta nueva infraestructura verde, además, se ejecutará utilizando una tecnología puntera de monitorización a través de Big Data e inteligencia artificial, integrando por primera vez soluciones basadas en la naturaleza, patrimonio, servicios de los ecosistemas y participación ciudadana. De esta manera, mediante estrategias innovadoras, se contribuirá no sólo a la conservación de la naturaleza y la biodiversidad, sino también a un mayor conocimiento de los servicios de los ecosistemas y de la adaptación al cambio climático para conseguir una ciudad más saludable.


Detalles del proyecto


El proyecto consiste en transformar en un corredor verde la Vía de la Plata a su paso por el término municipal de Salamanca, con una longitud total de 11,2 kilómetros. La superficie total de actuación son 261 hectáreas, divididas en seis zonas piloto con características ambientales y urbanas muy diferentes.


La primera zona abarca el camino rústico en Las Galanas y el sector Botijas (1.067 metros); la segunda zona comprende la calle de las Hermanas Fidalgo Morales, Gran Capitán, el Paseo del Doctor Torres Villarroel y la Puerta de Zamora (1.518 metros), la tercera zona abarca la calle Zamora, calle San Pablo y Paseo de San Gregorio (1.479 metros), la cuarta zona transcurre por el Puente Romano, el parque Elio Antonio de Nebrija y el parque Miguel Delibes (679 metros), la quinta zona recorre la vaguada del arroyo Zurguén (1.681 metros) y la sexta zona comprende el sector Los Claudios, la conexión con la Red Natura 2000 a través del Cordel de Miranda y los corredores secundarios hasta el término municipal de Arapiles en La Pinilla (4.837 metros). Todo ello aparece reflejado en las fotografías que a continuación se reproducen. 


A lo largo de todo el recorrido se llevarán a cabo más de cuarenta tipos de actuaciones directas divididas en cuatro temáticas: flora, fauna, agua y patrimonio. En total, se plantarán más de 4.500 árboles y más de 107.000 arbustos, con abundante plantación de especies propicias para la adaptación al cambio climático en calles como Gran Capitán, Torres Villarroel o la calle Zamora; se crearán calles peatonales con mayor vegetación y muros verdes; se promoverán oasis de fauna en determinados jardines de la ciudad y solares; así como la creación de 156 nidos y refugios naturales para recuperar especies autóctonas del río Tormes. Para ello se eliminarán cerca de 100 plazas de aparcamiento en las calles Torres Villarroel y Gran Capitán. 


Al mismo tiempo, se probará una experiencia piloto a través de estaciones de monitorización basadas en sensores tecnológicos e inteligencia artificial para aportar datos, correlaciones, previsiones y recomendaciones frente a eventos y escenarios actuales y futuros en torno a la calidad del aire y usos del suelo, entre otros parámetros.


Salamanca, ciudad de futuro


Al respecto, el rector, Ricardo Rivero, valoró este proyecto como "un gran acierto" en el que se volcará la Universidad de Salamanca. Esto supone, dijo, el trasladar un mensaje de que Salamanca está "comprometida con los desafíos de protección del entorno y la salud de las personas", algo "importantísimo en este momento". 


Por ello, consideró que si el mensaje llega a la sociedad, se conseguirá que sigan viendo a la Universidad de Salamanca como una opción de futuro. "Es importante que se identifique a Salamanca con proyectos como este, con el porvenir. No solo con los valores clásicos", afirmó. "Podemos lograr que Salamanca siga siendo lo que siempre ha sido, y tiene todas las capacidades".