El Colegio de Enfermería de Zamora califica de "golpe de estado enmascarado" la destitución de su presidente
ARCHIVO

El Colegio de Enfermería de Zamora califica de "golpe de estado enmascarado" la destitución de su presidente

|

El Colegio Profesional de Enfermería de Zamora carga de nuevo contra el ex presidente del Consejo de Enfermería de Castilla y León, Alfredo Escaja por la polémica por la destitución del presidente del Colegio de Enfermería en Zamora, Andrés Pérez Santamaría. El Colegio zamorano ha mostrado su enfado en un comunicado tras asegurar el Consejo de Enfermería que no habían cesado a Pérez Santamaría, sino que por estar ya jubilado, este incumplía la Ley de Colegios profesionales para poder ser presidente.


Acusan a Alfredo Escaja de "enmascarar su golpe de estado en el Consejo de Enfermería de CyL ante las abrumadoras pruebas de su purga selectiva a los miembros de la candidatura opositora". El Colegio de Zamora está seguro de que existen pruebas "contundentes" de que Alfredo Escaja ha llevado a cabo una "purga selectiva, ilegal y a su medida de la candidatura alternativa y opositora". "Buscando así perpetuarse en el poder y seguir disfrutando de su sueldo", añaden. 


Un duro comunicado que reproducimos a continuación:


El último disparate de Alfredo Escaja, ex presidente del Consejo de Enfermería de Castilla y León desde que agotó su mandato en el mes de mayo, ha sido mandar una nota de prensa hoy en la que afirma que no ha cesado a ningún presidente y se hace pasar por víctima de una confabulación por “su defensa de la ética y la transparencia”. Una afirmación esta última, surrealista porque Alfredo Escaja ha sido y es la antítesis de estos valores que dice defender durante sus tres décadas de mandato. Y un ejemplo perfecto de la falta absoluta de principios éticos y morales, es la purga ilegal de los miembros de la candidatura opositora en las elecciones al Consejo autonómico enfermero que acaba de llevar a cabo para poder perpetuarse en el poder.


Por mucho que ahora utilice subterfugios legales para tratar de ocultar ante la opinión pública su actuación antidemocrática, Alfredo Escaja ha realizado una purga selectiva, a medida e ilegal, de la candidatura que se presentaba a la oposición para así perpetuarse en el poder:


La purga de Alfredo Escaja está hecha A SU MEDIDA, pues llega cuando hemos exigido transparencia y hemos presentado una candidatura al Consejo de CyL con mayoría suficiente (somos 6 de los 9 Colegios de Enfermería) para derrocarle tras treinta años.


La purga de Alfredo Escaja es SELECTIVA porque ha eliminado a los presidentes de Ávila y Zamora tras realizarles una “investigación rutinaria” (con Notario incluido) propia de los años de la dictadura y a pesar de que está acreditado que ejercen la profesión en libre ejercicio. Y por supuesto no ha realizado “investigación rutinaria” alguna consigo mismo (Alfredo Escaja tiene 68 años y no está en el ejercicio de la profesión). Su única actividad es un contrato blindado como gerente del Consejo de Enfermería de CyL, y no ha visto un paciente en su vida porque su único trabajo fue hace más de tres décadas en un laboratorio de análisis clínico rodeado de probetas. Tampoco ha realizado dicha investigación a quien ha sido su tesorera: jubilada por completo del ejercicio profesional hace un año.


La purga de Alfredo Escaja es ILEGAL porque el Consejo de Enfermería de CyL no tiene competencia legal ni capacidad estatutaria para destituir a ningún presidente colegial, elegido democráticamente, ni suplantar con ello la voluntad de los colegiados y colegiadas.


Somos enfermeras de Castilla y León y representamos una sólida mayoría en el Consejo de CyL. Representamos un movimiento mayoritario que aglutina a 6 de los 9 colegios de enfermería de Castilla y León y que busca devolver nuestro Consejo Autonómico a sus colegiados, a las enfermeras. Esto no es “un tema de Madrid” como está intentando vender Alfredo Escaja, somos Catilla y León y defendemos nuestra tierra a muerte. Porque la purga antidemocrática que ha puesto en marcha es una gravísima actuación que atenta contra los derechos y afecta de todas las enfermeras de Castilla León. Alfredo Escaja está tratando de “disfrazar el santo” para evitar su responsabilidad en todos los ámbitos judiciales, incluido el penal. 


¿Qué presidente será el siguiente en la purga? Alfredo Escaja anda reclamando transparencia en sus notas de prensa. Paradójicamente la transparencia y la opacidad han sido su santo y seña en todos sus mandatos. De hecho, los 6 colegios que hemos puesto en marcha este movimiento social estamos pagando ahora el precio de exigirle transparencia, ética y una rendición de cuentas que no ha llegado nunca, al contrario, hemos tenido que presenciar cómo firmaba acuerdos con entidades que en nada beneficiaban a las enfermeras castellanoleonesas, pero a él le reportaban importantes beneficios personales.


Los presidentes de los Colegios de Enfermería de Ávila y Zamora ya han puesto en marcha las acciones judiciales necesarias para deshacer el actual atropello, de la legalidad vigente y de sus derechos como presidentes, miembros del Pleno del Consejo de Enfermería de CyL y enfermeros colegiados: “Le guste o no a Alfredo Escaja, el camino hacia un Consejo de Enfermería de CyL que vuelva a sus colegiados ya es imparable y los años de la dictadura y el absolutismo quedarán atrás con una nueva era basada en la transparencia, la ética y el buen gobierno”.