Ninguna de las nueve personas aisladas por estar en contacto con el caso de Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo ha desarrollado la enfermedad

Ninguna de las nueve personas aisladas por estar en contacto con el caso de Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo ha desarrollado la enfermedad

El enfermo se encuentra "estable y cada día mejor"
|

El caso que saltaba a la actualidad el pasado jueves en Salamanca sobre un hombre que había sido picado por una garrapata y había desarrollado la Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo parece que evoluciona bien. 


Así lo ha dicho la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa que ha ofrecido este martes para hablar sobre la evolución de la pandemia del coronavirus. 


A preguntas de los periodistas, ha comentado que afortunadamente se encuentra "estable y cada día mejor" y que, además, antes de la reunión de este martes, ninguno de los nueve casos aislados por haber estado en contacto con él ha desarrollado síntomas de la enfermedad. 


El pasado jueves, Verónica Casado afirmaba en la rueda de prensa que un hombre de 50 años había sido infectado por la llamada Fiebre Hemorrágica de Crimea Congo en la provincia de Salamanca. 


Según informó, esta fiebre se debe a la picadura de una garrapata infectada en una zona de pinares de Salamanca a finales de mayo, tras lo que se activó el protocolo para remitir las muestras de sangre al Instituto Carlos III que resultaron ser positivas. 



Esta puede transmitirse de persona a persona con contacto con sangre o fluidos del enfermo, lo que puede ocurrir especialmente en personal sanitario cuando no está debidamente protegido.


Este tipo de infección, aseveró la consejera, se da en la mayoría de los años en la comunidad en "una o dos ocasiones" y la mejor manera de prevenir, comentó, es acudir a estos pinares con manga larga y pantalón largo, así como utilizar repelentes. Y en el caso de la picadura "es importante que se retire bien, no dejando las patas dentro, por lo que es conveniente que sea retirada en un centro de salud". 



En cuanto a la prevención de las picaduras por garrapatas, las autoridades sanitarias, recuerdan la importancia de usar ropa y calzado adecuados durante las salidas al campo, así como transitar por los caminos y utilizar repelentes tanto para las personas como para los animales de compañía. Asimismo hay que insistir en que las garrapatas que se puedan haber fijado, deben retirarse lo antes posible y de forma adecuada, preferentemente por profesionales sanitarios.