"El error de retrasar la vuelta a la normalidad una semana más puede suponer una destrucción cada vez mayor"

"El error de retrasar la vuelta a la normalidad una semana más puede suponer una destrucción cada vez mayor"

Confaes pide a la Junta que explique con más precisión por qué se queda Salamanca en Fase 2
|

Los empresarios de Salamanca, a través de Confaes, así como sus homólogos en Ávila, Segovia y Soria, han solicitado a la Junta de Castilla y León una "explicación más transparente que respalde su propuesta" de dejar a estas provincias en Fase 2 a partir de este próximo lunes. 


Y es que, como aseguran, esta decisión, "de máxima gravedad, supone una terrible noticia para los empresarios de Salamanca, pues el freno que desde el Gobierno regional se está poniendo a que estas provincias pasen a la fase 3 las conduce a una situación de clara desventaja competitiva, y supone un serio quebranto a las expectativas de recuperación, en una situación extremadamente complicada para quienes se ven privados de ejercer una actividad económica que se considera vital en unos momentos tan delicados".


De esta manera, consideran que las provincias que no pasan a Fase 3 tendrán una situación "más grave" y quedarán "en desventaja". "Se provoca así un agravio entre quienes han hecho los mismos esfuerzos para revertir esta gravísima situación sin que los responsables de esta decisión hayan considerado el perjuicio que se causa al tejido social y empresarial con una medida de este tipo".


Pese a ello, afirman que la voluntad de los empresarios es la salud de los ciudadanos, así como sostener en lo posible la actividad económica y el empleo. Por ello, esperan que la propuesta trasladada, modificando la planificación de desescalada anunciada a principios de esta semana con el paso de la totalidad de la comunidad a la fase 3, "obedezca exclusivamente a criterios sanitarios".


En su opinión, las empresas necesitan que se transmita estabilidad y seguridad, y, sobre todo, que se garantice su viabilidad, ya que el parón económico al que se han visto y se ven sometidas, está provocando un "daño irreparable". Por lo tanto, "el error de retrasar la vuelta a la normalidad una semana más de algunas provincias, puede suponer una destrucción cada vez mayor del tejido empresarial".