Un Olmedo Clásico diferente
Imagen de una edición anterior del Olmedo Clásico

Un Olmedo Clásico diferente

Se celebrará del ​24 de julio al 2 de agosto y estará marcada por las medidas de higiene y la reducción de espectáculos ante la crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19
|

El Festival de Teatro Clásico en la Villa del Caballero de Olmedo (Valladolid), Olmedo Clásico, celebrará su XV edición del 24 de julio al 2 de agosto, marcada por las medidas de higiene y la reducción de espectáculos ante la crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19.



Según ha informado la organización, el festival se limitará a los dos fines de semana comprendidos en esas fechas (24, 25 y 26 de julio y 31 de julio, 1 y 2 de agosto), en los que se repartirán los seis espectáculos programados para esta edición, que reivindica su continuidad a pesar de las circunstancias con el lema escogido para 2020: 'Clásicos, al aire, libres'.


A través de un comunicado remitido a Europa Press, sus responsables han reconocido que ya tenían "prácticamente cerrada" la programación antes de que la pandemia obligara a reestructurar el festival, si bien la reducción "no ha tocado lo más mínimo la calidad de los espectáculos y de sus responsables", al tiempo que advierte de que "está asegurada la calidad y la variedad en cuanto a autores, géneros y dramaturgias".


Asimismo, la organización ha subrayado las "garantías" de seguridad sanitaria para el público, las compañías y los equipos técnicos, de acuerdo con la normativa prescrita por las autoridades sanitarias sobre aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento, así como sobre "el debido control para evitar aglomeraciones observando las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio". "Buscaremos para ello el asesoramiento de empresas especializadas y la conformidad de las instituciones responsables", apuntan sus responsables.


En cuanto al lema, defienden que se trata de un llamamiento "a sacar a los clásicos de su confinamiento y que sean libres", así como que hagan libre al público "con sus lecciones" y a que Olmedo Clásico "cuenta con que ese reencuentro puede producirse al aire libre", circunstancia "favorable para disfrutarlos con salud".

La cigüeña de la Corrala del Caballero --que algunos miembros de la escena llaman precisamente 'El Patio de las Cigüeñas'--, que preside desde lo alto de la almena que cierra el escenario, es la imagen de esta XV edición, ya que representan un "símbolo de buen augurio".