La Junta destina casi 2,7 millones a Cáritas para desarrollar programas y actividades de la Red de Protección
Centro de acogida de Cáritas en Zamora

La Junta destina casi 2,7 millones a Cáritas para desarrollar programas y actividades de la Red de Protección

El Consejo de Gobierno ha autorizado la concesión de sendas subvenciones a Cáritas Castilla y León y Cáritas Interparroquial de Béjar para financiar los gastos derivados del mantenimiento de centros y del desarrollo de programas y actividades destinadas al sector de personas con discapacidad, protección a la infancia e inclusión social en la Comunidad, vinculados a la Red de Protección y apoyo a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social y económica en Castilla y León, por un importe total de 2.675.072 euros
|

La primera de las subvenciones es la dirigida a Cáritas Castilla y León, que integra a Cáritas Autonómica, las provinciales y las locales, cuyo importe asciende a 2.544.531 euros. La finalidad es financiar los gastos derivados del mantenimiento de centros y del desarrollo de programas y actividades destinadas al sector de personas con discapacidad, protección a la infancia e inclusión social, vinculados a la Red de Protección a las familias afectadas por la crisis en situación de vulnerabilidad.


La segunda de las subvenciones es para Cáritas Interparroquial de Béjar, por un importe de 130.540,20 euros, y el objeto de la subvención es el mismo que el de Cáritas Castilla y León. La finalidad de estos programas es articular una atención integral a las familias afectadas por la crisis en un triple ámbito: preventivo, de atención y de orientación a la inserción sociolaboral.


La Junta de Castilla y León viene financiando tradicionalmente la colaboración de Cáritas Autonómica de Castilla y León, las distintas Cáritas Provinciales y Locales que la integran, así como a Cáritas Interparroquial de Béjar con resultados satisfactorios. Así el pasado año, en el sector de la inclusión social, y dentro de las actuaciones de atención inicial y acogida, se han realizado 34.182 intervenciones, llevadas a cabo por 56 profesionales y personal voluntario; en el de mantenimiento de recursos y alojamiento alternativo, los usuarios fueron 2.873 y los profesionales 33, más el personal voluntario; y en el de programas de inserción social y laboral, los usuarios fueron 2.492 (149 de ellos en Béjar) y 3 profesionales también en Béjar.


En el sector de protección a la infancia, dentro de la prevención, centros de día y apoyo a familias, los usuarios fueron 4.756 y las familias 205, que fueron atendidas por 63  profesionales, a los que se unieron 517 voluntarios y 53 estudiantes en prácticas. Finalmente, en el sector de personas con discapacidad, dentro del área de actuación de mantenimiento, programas y ayudas individuales, los usuarios fueron 15, todos ellos en Béjar.


Por otro lado, en 2019 Caritas recibió un total de 523.501 euros para la realización de programas de interés general para atender fines sociales en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León, con cargo a la asignación tributaria del 0,7 % del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), y otros 280.000 euros para la realización de 16 itinerarios individualizados de inserción.


En el presente ejercicio, dadas las consecuencias generadas por la pandemia del COVID-19, especialmente en las personas que viven en la calle o en personas y familias que por diversas problemáticas residen en centros, pisos u otros dispositivos de emergencia social, se van a destinar un total de 854.678,40 euros para hacer frente a los gastos necesarios para el mantenimiento de los distintos recursos de acogida, alojamiento alternativo y de emergencia social que Cáritas y Cáritas Béjar deben afrontar ante el incremento en la demanda.


La Red de Protección a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social y económica de Castilla y León, creada en 2013, se ha convertido en herramienta eficaz para la atención ordinaria a las personas vulnerables y tiene por objeto atender todas las situaciones tanto de vulnerabilidad social y económica como de desamparo social y convertirse en un sistema permanente de atención social. Esta Red de Protección, de la que forman parte unos 300 agentes y que dispone de 34 prestaciones o recursos,   cumple además los acuerdos alcanzados por la Junta de Castilla y León con el Diálogo Social.