Irene Montero critica la "criminalización" del 8M y el PP le acusa e haber jugado "a la ruleta rusa" con las mujeres

Irene Montero critica la "criminalización" del 8M y el PP le acusa e haber jugado "a la ruleta rusa" con las mujeres

La ministra asegura que las marchas del 8M traen "supervivientes de la violencia machista y del suelo pegajoso"
|

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acusado al PP de "criminalizar" el 8 de marzo, poniéndolo como un "movimiento que trae muertes" por el Covid19, mientras la portavoz de los 'populares' en esta comisión, Margarita Prohens la ha tachado de "antifeminista" por haber jugado "a la ruleta rusa" con las mujeres animando a participar en las marchas de este año a pesar de conocer los riesgos del virus y, por tanto, ponerlas en riesgo.


Montero y Prohens han mantenido este miércoles, en el Pleno del Congreso, un bronco debate sobre la celebración de la manifestación del Día de la Mujer en Madrid, una fecha en la que, según la diputada del PP, el Gobierno ya conocía la gravedad de la pandemia del Covid19.


En su intervención, Prohens ha asegurado que el 25 de febrero ya "había un alto índice de sospecha" de que el coronavirus se iba a convertir en "una hecatombe sanitaria" y que el 2 de marzo al UE pidió evitar "concentraciones". "Italia, Corea y Japón suspendieron los actos del 8M", ha asegurado la diputada, para recordar que España, que entonces contabilizaa casi 600 contagios y 17 muertos, "esperó al 9 de marzo" para dar "vía libre" a las restricciones de movilidad y el cierre de colegios.


"Todas sus afirmaciones son mentira", le ha respondido la ministra, pese a lo cual ha reconocido que tanto España como Europa "llegaron tarde" a la lucha contra la pandemia y que el riesgo que se corría a mediados de febrero "es algo que se sabe ahora", pero no entonces, de ahí que muchos países de la UE también tardaran en actuar.


Las declaraciones de Montero han causado el revuelo de la bancada 'popular', a la que se encararon varios diputados de Unidas Podemos y PSOE, ignorando incluso las llamadas de atención de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que tuvo que parar momentáneamente el debate.


UNA OPOSICIÓN SIN PROPUESTAS


La responsable de Igualdad ha continuado su intervención recordando a Prohens que si ambas acudieron a la manifestación es gracias a los derechos que han adquirido "como consecuencia de movilizaciones como el 8M" y ha puesto en valor a labor de las mujeres "al frente" de las profesiones esenciales de cuidados que, a su juicio, han mantenido esta crisis.


Del mismo modo, ha acusado a los de Pablo Casado de no apoyar las medidas feministas que el Gobierno ha impulsado en estos meses, como el decreto de medidas urgentes para la protección de víctimas de violencia machista o el Ingreso Mínimo Vital, y de "no hacer propuestas" a pesar de ser "el principal partido de la oposición".


"Criminalizan el 8M diciendo que las movilizaciones feministas traen la muerte, y yo les digo que traen supervivientes de la violencia machista y del suelo pegajoso", ha declarado la ministra, antes de pedir al PP que, antes que del 8M, esté más pendiente de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que "prohibió trasladar a los ancianos a los hospitales".


TRES PRUEBAS PARA LA MINISTRA, CERO PARA LAS SANITARIAS


Por su parte, Prohens le ha pedido explicaciones sobre los obstáculos del Gobierno a que se investigue la celebración del 8M y le ha recordado que ser feminista es "compartir" la información que tenía el Ejecutivo sobre el Covid19 "con el resto de mujeres" para que "pudieran elegir", como hizo Montero, "si con la mano no, o si no se besa".


"El feminismo no es culpable, usted sí", ha asegurado Prohens, para acusarla de "jugar a la ruleta rusa" con las mujeres, "incluso aquellas que son de riesgo". Además, ha cuestionado su "sororidad" cuando se ha hecho "tres o cuatro test" mientras había sanitarias sin posibilidades de hacerse alguno. "Viva la igualdad, vivan los gobiernos que no mienten y vivan las mujeres que se preocupan de otras mujeres aunque les vaya la foro en ello", ha concluido la diputada del PP.


Durante la sesión de control, la celebración del 8M ha estado presente en otras intervenciones. Una de ellas la de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha reprochado al PP unas declaraciones de su portavoz en el Senado, Javier Maroto, en las que aseguró que "España huele al 8M". "¿A qué olemos las mujeres?", le ha respondido la ministra.


DECLARACIÓN DEL DELEGADO DEL GOBIERNO EN MADRID


Este miércoles, además, ha sido el día en el que el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha declarado en calidad de investigado por la celebración del 8M. El mismo ha manifestado al término de su declaración ante la juez Carmen Rodríguez Medel que "no había ningún elemento que le llevase a prohibir el ejercicio de un derecho fundamental" como era el de manifestación el pasado 8 de marzo en Madrid. Ha añadido que su actuación como delegado del Gobierno en este asunto siempre lo fue con arreglo a la ley y a las recomendaciones de los expertos en la evolución del covid-19.


Así lo ha señalado a preguntas de los periodistas tras más de dos horas de declaración como investigado por un presunto delito de prevaricación administrativa en relación con la celebración de concentraciones multitudinarias entre los pasados 5 y 14 de marzo, entre ellas la marcha del 8-M.ç


A Franco le acusan varias acciones populares en relación con la actuación de su departamento durante los días previos a la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus, pese a las advertencias del riesgo de contagio. La Fiscalía no encuentra indicios de delito y solicitó el archivo de la causa, al igual que ha hecho su defensa, que ejerce la Abogacía General del Estado, si bien la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid rechazó ayer esta pretensión.