Mañueco rechaza privilegios en el reparto de fondos pero advierte de que Castilla y León no está para "componendas"
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno

Mañueco rechaza privilegios en el reparto de fondos pero advierte de que Castilla y León no está para "componendas"

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, responde al portavoz de Cs, David Castaño
|

El presidente de la Junta de Castilla y León, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, ha sido tajante este martes al aclarar que la comunidad autónoma castellanoleonesa no quiere privilegios en el reparto de los fondos de la nación respecto al COVID-19 pero ha advertido a renglón seguido de que la comunidad tampoco está para "componendas".


De este modo se ha pronunciado el presidente de la Junta en respuesta al portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, David Castaño, que, en su primera pregunta como portavoz de la formación naranja, ha aprovechado la ocasión para recordar que los fondos del Gobierno de la nación proceden de Europa, como ha compartido el presidente.


Fernández Mañueco no ha ocultado la "desagradable sorpresa" que ha supuesto el cambio de criterio del Gobierno de la nación "en el último momento" respecto al reparto de los fondos para sufragar los gastos originados por el coronavirus a lo que ha añadido que la Junta de Castilla y León fue la primera administración en solicitar fondos adicionales con "criterios justos y solidarios".


Por otro lado, tanto Fernández Mañueco como David Castaño han compartido la necesidad de aplicar en Castilla y León una "fiscalidad moderada e inteligente", una política en la que la Junta es "imbatible", en palabras del presidente, que ha asegurado que el Gobierno autonómico no va a subir los impuestos ni a los autónomos, ni a las familias, ni a las pymes, a lo que ha añadido la apuesta por una fiscalidad favorable para el medio rural.


"Cumplimos los compromisos", ha asegurado el presidente de la Junta que ha abogado una vez más por el acuerdo de Comunidad para impulsar la actividad y para generar "confianza y certeza" entre los empresarios y entre los emprendedores, a diferencia, ha lamentado, de lo que hace el Gobierno de la nación con anuncios de subidas de impuestos y de tasas. En este sentido, ha abogado por seguir el ejemplo de Alemania que ha rebajado el IVA para reactivar el consumo interno.


Por su parte, David Castaño ha reivindicado también que ha llegado el momento del acuerdo y del pacto para evitar que una crisis coyuntural se convierta en estructural. "No se ha destruido nada, los puentes siguen en pie, no ha sido una guerra", ha explicado el nuevo portavoz de Ciudadanos que ha reconocido que cuando la formación naranja llegó al acuerdo de Gobernabilidad con el PP no esperaba que un año después hubiese una pandemia de las dimensiones de las sufridas en el país.


Castaño ha felicitado al Gobierno de coalición por haber estado "donde tenía que estar" y por haber hecho "lo que tenía que hacer" y ha apostado por testar el sistema para adaptar o cambiar lo que no haya funcionado, entre lo que ha citado el modelo residencial. "Es el momento de evolucionar", ha sentenciado el portavoz de Ciudadanos desde el convencimiento de que el acuerdo permitirá a Castilla y León "salir vigorosa y en V" de la crisis.


Finalmente, ha pedido que se inyecte liquidez a las empresas ya que, según ha advertido, una política fiscal restrictiva limita la capacidad de inversión, ante lo que ha criticado los "amagos" de la ministra portavoz, María Jesús Montero, y las propuestas de Unidas Podemos para subir impuestos, una medida que ha derivado ya en "fuga" de ahorros y de capitales.