Satse exige a la Junta la vuelta a los colegios de las enfermeras escolares que trabajan ahora en residencias

Satse exige a la Junta la vuelta a los colegios de las enfermeras escolares que trabajan ahora en residencias

Ha enviado un escrito a la Dirección General de Función Pública
|

Los responsables deñ sindicato de enfermería SATSE han exigido este lunes a la Junta de Castilla y León que regresen a los colegios las enfermeras escolares que están trabajando en las residencias por las necesidades surgidas por la crisis sanitaria del COVID-19.


"Ahora que la situación en esos centros mejora y tienen su plantilla disponible al cien por cien se las utiliza para cubrir vacaciones y permisos del personal de Servicios Sociales, evitando a esta Gerencia realizar contrataciones", explica el sindicato que ha criticado que la situación de estas enfermeras que, a la vez que trabajan en las residencias, "teletrabajan" para Educación ya que están siendo requeridas para revisiones de la memoria del curso, informes sanitarios o gestiones sanitarias, como la creación y revisión de protocolos.


Por este motivo, SATSE remitió el pasado viernes un escrito a la Dirección General de Función Pública para que dicte la "reincorporación inmediata" a los centros escolares de las enfermeras que dependen de Educación para que puedan continuar con su trabajo, que "adquiere suma importancia en la gestión sanitaria de la organización de cara a la nueva normalidad en la vuelta a las aulas".


SATSE considera que "imprescindible" que este personal enfermero regrese a su puesto de trabajo en el momento de vuelta a las aulas y recuerda que este lunes se ha publicado la apertura de los centros escolares a partir del 12 de junio para alumnos de 2º curso de Bachillerato y para aquellos que necesitan atención fisioterapéutica "y que, por extensión, requieren de atención de enfermería".


El sindicato plantea que la reincorporación se lleve a cabo tras realizar las pruebas de detección de infección por coronavirus a las enfermeras "ya que han estado en contacto con pacientes infectados" y para asegurar de este modo que no se convierten en un vector de transmisión.


El sindicato asegura que los propios profesionales afectados han presentado un escrito a la Consejería de Educación para evidenciar su doble trabajo "sin haber obtenido respuesta". "En dicho escrito critican que no se esté siguiendo un criterio uniforme a la hora de volver a su puesto de trabajo en los centros educativos, sino que hay provincias como Soria o Zamora en las que estos profesionales ya han regresado a Educación y en el resto no", critica el sindicato.


Los profesionales también manifiestan en su escrito que en los centros educativos a los que pertenecen, en general, se les está requiriendo sus servicios "de diversas maneras según cada centro". Por ejemplo, a través de comunicaciones de forma telemática y continuada por correo electrónico y otros medios tecnológicos sociales para revisionesde la memoria del curso, para informes sanitarios, calendario de actividades de fin de curso o gestiones sanitarias como la creación y revisión de protocolos con el COVID-19.


Por último, Satse ha insistido en la importancia de incorporar más profesionales enfermeros en los centros educativos en un momento de planificación de la vuelta al curso escolar en la nueva normalidad donde es necesaria la creación y revisión de protocolos de actuación en todos los aspectos relacionados con el COVID-19, donde estos profesionalestienen mucho que aportar, teniendo en cuenta que el funcionamiento de los centros escolares va a cambiar de forma considerable.


También recuerda que el pasado mes de febrero la Plataforma Estatal Enfermera presentó bajo el lema "Su salud, tu tranquilidad" una nueva estrategia para lograr la implantación de la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos del país, "ya que la enfermera escolar libera al profesorado de la imposición de proporcionar una atención sanitaria para la cual no está formado ni tiene competencias y favorece en gran medida la conciliación de la vida laboral y familiar, evitando el absentismo laboral de los padres y madres que se ven obligados a acudir al centro para atender a sus hijos así como el absentismo de los niños y jóvenes".