Dos millones de euros para que pymes y autónomos mantengan subidas las persianas de sus negocios en la provincia de Valladolid
De izquierda a derecha: Virginia Hernández (Toma La Palabra), Gema Gómez (Cs), Francisco Ferreira (PSOE), Víctor Alonso, vicepresidente de la Diputación, Nuria Duque, diputada delegada del Área de Empleo y desarrollo Económico, Turismo y Participaci

Dos millones de euros para que pymes y autónomos mantengan subidas las persianas de sus negocios en la provincia de Valladolid

​El objetivo de esta partida, incluida en el ambicioso Plan de Choque de la Diputación de Valladolid al que se destinan 13 millones de euros en total, pasa por ayudar a restaurar el tejido empresarial de la provincia con el apoyo directo a más de 3.300 autónomos y pequeñas empresas localizadas en municipios de menos de 20.000 habitantes
|

El objetivo de esta partida es trasladar el acuerdo por consenso de estas ayudas a autónomos y pequeñas empresas. Son medidas incluidas en el plan de choque para paliar los efectos de la COVID-19 en el empleo y el desarrollo de la provincia. Sabemos que esta crisis solo la pasaremos unidos y los pequeños empresarios son claves en el tejido económico. Destinaremos 2 millones de euros  para ayudar a 3.300 autónomos y pequeñas empresas en los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia”, ha asegurado Nuria Duque, diputada delegada del Área de Empleo y desarrollo Económico, Turismo y Participación en la Diputación de Valladolid.


La diputada ha estado acompañada de los portavoces de los Grupos políticos en la institución provincial y ha informado del acuerdo alcanzado para poner en marcha una convocatoria de ayudas a autónomos y pequeñas empresas de la provincia con las que cubrir los gastos ocasionados por el cese de actividad o la pérdida de ingresos originados por el estado de alarma.


El importe total de las ayudas asciende a 2.000.000 de euros, y se pretende llegar a más de 3.300 autónomos y pymes, que podrán recibir un máximo de 600 euros para cubrir hasta el 60% de los gastos subvencionables. Esta ayuda es compatible con cualquier otro tipo de ayuda o subvención que reciban las personas o entidades beneficiarias de Instituciones públicas o privadas para el mismo fin, si bien en ningún caso la suma de las ayudas podrá superar el coste de los gastos subvencionados.


Los gastos subvencionables serán aquellos generados a partir del 1 de marzo y hasta el fin del mes en que se decrete la finalización del Estado de Alarma por el pago del alquiler o de la hipoteca del local de negocio; los de luz, agua o calefacción; los gastos en telecomunicaciones; los pagos de asesoría fiscal, contable o legal relacionados con el CoVID-19, así como los seguros; y los gastos de publicidad relacionados con la venta online o con el posicionamiento web.


  Podrán optar a las ayudas, los autónomos deberán estar  empadronados o tener su centro de trabajo en un municipio de menos de 20.000 habitantes, y estar dados de alta en el RETA o en la mutualidad de Colegio profesional desde antes del 1 de enero y mantener el alta durante el Estado de Alarma, y que hayan cesado su actividad o hayan sufrido una pérdida de ingresos de al menos el 50% respecto a la media mensual del primer semestre de 2019 o de su periodo de actividad en el caso de haberse constituido con posterioridad a esa fecha.


En el caso de las pymes, estas deben haberse constituido también antes del 1 de enero de este año, tener su centro productivo o de trabajo en un municipio de menos de 20.000 habitantes, tener menos de 20 trabajadores y un volumen de negocio anual que no supere los 2 millones de euros. Como en el caso de los autónomos, deben haberse mantenido de alta durante el Estado de Alarma, y que haber cesado su actividad o sufrido una pérdida de ingresos de al menos el 50% respecto a la media mensual del primer semestre de 2019 o de su periodo de actividad en el caso de haberse constituido con posterioridad a esa fecha.


El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 4 de septiembre y la convocatoria tendrá varias resoluciones a lo largo del año hasta agotar los fondos, aplicándose como criterio el orden de entrada en registro de las solicitudes y ordenándose el pago de las ayudas en el mismo momento de aprobarse su concesión. Todo ello con el fin de agilizar al máximo el pago a los beneficiarios.


Para cualquier información o ayuda, la Diputación de Valladolid tiene a disposición de los autónomos y los empresarios de la provincia el teléfono de atención de la Oficina del Emprendedor, 900 47 47 47, así como el correo electrónico oficinadelemprendedor@dipvalladolid.es.


Valoración de los grupos en la Diputación


“Es fundamental apoyar desde las instituciones a los negocios para que mantengan su actividad”, ha señalado el portavoz de Vox, Mario de Fuentes.


“Los autonomos y pymes que son los que generan la dinamizacion economica. No podíamos dejar atrás al panadero o la peluquería que garantizan el suministro de bienes y servicios en nuestros pueblos. Demostramos que sabemos hablar y encontrar puntos en comun. Vamos  por el buen camino y espero que grupos de la oposición de otras instituciones puedan tomarnos como ejemplo”, ha asegurado Virginia Hernández, de Toma La Palabra.


“Una de las principales consecuencias de la COVID-19 es el grave prejuicio a pequeños autónomos y empresarios que apostaron por la provincia. Por el virus han parado la actividad durante semanas.  No podemos dejarles atrás. Es el momento de ayudarles para que los negocios sigan funcionando”, ha señalado Gema Gómez, de Ciudadanos.


El portavoz del PSOE en la Diputación, Francisco Ferreira, ha hablado de las polémicas duplicidades con la Junta y ha abogado por “proteger a trabajadores autónomos y pymes” que “acumulan muchos gastos” y que incluso  y en ocasiones “no pueden disfrutar de vacaciones”.


“El esqueleto de la actividad lo mantienen estas pequeñas empresas. La Diputacion ha querido estar ahí, complementando líneas y ayudas de Ministerio y Junta”, ha finalizado Agapito Hernández, portavoz del PP en la Diputación.