Reapertura de la calle Alonso de Tejada tras la renovación de las tuberías de agua

Reapertura de la calle Alonso de Tejada tras la renovación de las tuberías de agua

|

El próximo viernes, a partir de primera ahora de la mañana, está prevista la reapertura al tráfico la calle de Alonso de Tejada, una vez concluidas las obras de renovación de la red de abastecimiento de agua que se han llevado a cabo a lo largo del último mes. Mañana por la tarde se retirará el vallado de seguridad y todos los elementos de obra y el viernes se restablecerá la normalidad en la circulación de vehículos y el tránsito de personas. 


Las obras comenzaron a finales del pasado mes de abril y han supuesto la sustitución integral de la red existente, que era de fibrocemento y ha venido dando numerosas averías a lo largo de los últimos años, por nuevas tuberías de función dúctil en todo el tramo de la calle, entre Arapiles a Doctor Olivares. En concreto se han instalado 335 metros de nuevas tuberías de 100 mm. de diámetro, además de la renovación de los ocho nudos de conexión con la red de abastecimiento de las calles adyacentes, y de las 28 acometidas domiciliarias existentes en dicha calle. Una renovación que ha beneficiado también a las calles colindantes con las que existe interconexión en la red, como son las de Doctor Olivares, Toro, Doña Urraca y Arapiles. 


Esta actuación forma parte del programa de Inversiones Sostenibles del Ayuntamiento del pasado año y ha contado con un presupuesto de 90.000 euros. El propósito del Ayuntamiento es ir renovando paulatinamente las viejas tuberías de fibrocemento, que además de dar más problemas de roturas están desaconsejadas desde el punto de vista sanitario, por otras de fundición dúctil o materiales más seguros y de mayor calidad, según ha manifestado en numerosas ocasiones el acalde. 


Así, de los 227 kilómetros del total de la red de abastecimiento de la ciudad tan solo unos 30 se mantienen aún con tuberías de fibrocemento, y el resto ya han sido sustituidas. El objetivo para estos próximos años es el de rebajar esta cifra al menos a la mitad para mantener una red de abastecimiento en óptimas condiciones.