Absuelto por estafa y falsedad documental en Palencia el acusado de no publicar una publicidad en una revista

Absuelto por estafa y falsedad documental en Palencia el acusado de no publicar una publicidad en una revista

Los hechos, por los que se le pedían 30 meses de prisión y el pago de una multa durante 17 meses, a razón de 10 euros al día, se remontan al año 2012
|

La Audiencia Provincial de Palencia ha absuelto a un hombre acusado de un delito de estafa procesal, en grado de tentativa, y de un delito de falsedad en documento mercantil, por no publicar una publicidad en una revista.


Los hechos, por los que se le pedían 30 meses de prisión y el pago de una multa durante 17 meses, a razón de 10 euros al día, se remontan al año 2012, cuando el demandado, en calidad de administrador único del 'Grupo de Prensa Empresarios S.L.', mantuvo conversaciones con el administrador mercantil de 'Enerpal S.A.' para que éste hiciese una entrevista para su publicación 'Empresarios", que se publicó en la revista en julio-agosto del mismo año.


Como consecuencia de ello, en julio se giró una factura por importe de 1.770 euros. Sin embargo, en abril del siguiente año el acusado demandó a Enerpal para reclamarle la cantidad de 1.913,22.


Según la sentencia, durante el juicio las dos partes mantuvieron versiones "muy divergentes y contradictorias". El denunciante insistió en que no se habló de precio, ni de la entrevista, ni publicación y que no se fijó ningún precio en los correos previos para concertar la entrevista, por lo que entendió que era una publicación gratuita.


Mientras que el acusado reiteró que una cosa es la entrevista y otra la publicación y que tanto la publicación como la publicidad tienen un coste económico porque implica un trabajo a mayores.


Sí es cierto que el acusado ha sido condenado ya en alguna ocasión por actuar de forma semejante, pero con la diferencia, según refleja el escrito del juzgado, de que en las otras denuncias se habría acreditado una falsificación de la firma en el contrato entre él y el cliente.


Sin embargo, la semejanza "no implica" que en este caso se haya falsificado una firma y se haya cometido un delito de estafa.


Dicha resolución no es firme y contra ella cabe recurso de casación.