La Junta destaca que se ha frenado la "brusca destrucción" de empleo de abril aunque aún se pierden trabajos
El viceconsero de Empleo, David Martin

La Junta destaca que se ha frenado la "brusca destrucción" de empleo de abril aunque aún se pierden trabajos

|

El viceconsejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, David Martín, ha destacado que se ha frenado la "brusca destrucción de empleo" que se registró el pasado mes de abril, cuando el paro aumentó casi un 9,0 por ciento, si bien ha constatado que el desempleo continua al alza, con un 2,37 por ciento más en mayo.


"Todavía seguimos perdiendo empleo en nuestra comunidad autónoma", ha sentenciado Martín, que ha explicado que se trata del mayor incremento del paro a nivel intermensual en la serie histórica desde el quinto mes de 2001.


En términos interanuales, ha precisado que se trata de la tercera mayor evolución al alza del desempleo en cifras absolutas para un mes de mayo en la serie histórica, con un 21,2 por ciento respecto a 2019. "Tenemos que remontarnos al mes de mayo de 2009, en plena crisis económica, para encontrar un dato peor cuando el desempleo subió un 43,2 por ciento", ha detallado.


Martín ha reconocido la situación de los 170.292 castellanoleoneses que, aunque quieren trabajar, no lo pueden hacer a día de hoy para añadir que es a los que se debe la Junta y por los que tiene que "seguir empujando esta Comunidad".


Respecto a la afiliación a la Seguridad Social ha constatado un "leve incremento" pero "muy significativo" en dos sectores, construcción y agricultura, que han registrado al mismo tiempo una bajada del paro y un incremento de la contratación tanto indefinida como temporal.


"En Castilla y León no nos hemos quedado con los brazos cruzados y desde el primer momento estamos implementando medidas que frenen esta destrucción de empleo y que ayuden a las empresas y a los autónomos en este periodo de inactividad forzada", ha manifestado el viceconsejero que ha citado en concreto el Plan de medidas extraordinarias COVID-19 firmado en marzo en el seno del Diálogo Social por más de 220 millones de euros para proteger a las familias, a los trabajadores y a las empresas.


"Desde la Junta de Castilla y León nos hemos puesto al frente para que esta recuperación sea un hecho en los próximos meses y para que el tejido productivo de esta Comunidad se adapte a la nueva realidad", ha reivindicado Martín que ha reconocido que es necesario dotar a las empresas de una mayor seguridad jurídica y estabilidad en el mercado de las relaciones laborales.