La agricultura y la construcción marcan el camino de la recuperación en Salamanca

La agricultura y la construcción marcan el camino de la recuperación en Salamanca

Ambos sectores reducen su desempleo frente a un sector servicios que sigue hundiéndose
|

Salamanca, en lo económico, siempre ha estado muy ligado al sector servicios. Si este marcha bien, el desempleo en Salamanca bajará y al contrario. 


Se ha visto de nuevo en esta crisis del coronavirus, donde Salamanca lleva tres meses de descenso del empleo, especialmente intenso en abril, pese a que no todos los sectores han visto bajar sus trabajadores. 


No en vano, la agricultura incluso ganó empleados en abril, la fase más dura para la economía, el único sector que lo hizo llevados por la poca paralización del sector en estas fechas más allá de los productos para bares y restaurantes. 


Precisamente, estos últimos, unidos a hoteles siguen siendo los más afectados por la crisis, pese a que, en Salamanca, ya hace una semana que han podido abrir bajo condiciones para limitar al máximo el contagio del virus. Y ello es lo que ha llevado a una nueva caída del empleo en el sector. Otras 489 personas más han llevado el número de parados en los servicios a los 19.885 personas. 


También la industria, paralizada durante mucho tiempo aunque regresó paulatinamente al trabajo anteriormente, vio aumentar su paro en 36 personas hasta las 1.744. 


Enfrente de ellos, como ya se ha dicho, la agricultura, que generó empleo nuevamente en mayo. En concreto, lo hizo en 29 personas de manera que el número de parados en el sector es bajo, de solo 719. 


El que mejor se comportó en este mes fue, sin embargo, la construcción que, tras el parón esencial que tuvieron las semanas antes de la Semana Santa, también han regresado y se ha hecho notar en el paro. Este se redujo en el sector en 173 personas para llevar al total de desempleados a 1.915.