La Diputación de Ávila desinfectará los cerca de 300 consultorios médicos de la provincia

La Diputación de Ávila desinfectará los cerca de 300 consultorios médicos de la provincia

|

Los cerca de 300 consultorios médicos de los pueblos de la provincia de Ávila serán higienizados desde este domingo por la Diputación porque "proteger la salud de los cien mil abulenses que viven en el medio rural y la de los magníficos profesionales sanitarios que dan lo mejor de sí mismos por la vida de los demás es el compromiso de la institución para seguir avanzando hacia la normalidad", según el presidente, Carlos García.



La medida cuenta de nuevo con el consenso de los grupos políticos de la Diputación de Ávila y se desarrollará durante las próximas fechas ante la reapertura de los consultorios rurales con el paso a Fase 1 de desescalada de toda la provincia abulense, ha informado la institución.


Las actuaciones han comenzado por el consultorio de Las Berlanas, en una tarea que llevará a cavo la Agrupación de Protección Civil Apoyo y Rescate Provincial (ARPA).


Las bibliotecas municipales de Ávila reabren sus puertas para préstamos



Las tres bibliotecas municipales de Ávila reabrirán sus puertas el lunes para préstamos adoptando medidas de seguridad para usuarios y empleados, ha informado el Consistorio.


Estos espacios han sido preparados con las medidas de seguridad sanitaria para evitar contagios por la Covid-19.


Los usuarios podrán realizar la devolución de los ejemplares que tienen en préstamo, así como solicitar nuevos materiales, para lo que se pone a disposición un catálogo de las bibliotecas en el que el usuario puede seleccionar la biblioteca que le interese.


En la atención al público, se atenderá de forma prioritaria a las personas que soliciten cita previa, para lo que se pueden poner en contacto con las bibliotecas por teléfono.


Tras acudir a las bibliotecas, los usuarios deben mantener una distancia de seguridad de 2 metros, se recomienda utilizar mascarilla y evitar el contacto con las superficies, utilizar la solución hidroalcohólica que se encontrará en un dispensador a la entrada de la biblioteca, y seguir el itinerario señalizado en el circuito que se ha establecido en cada biblioteca.