Carta abierta de agradecimiento por el trabajo realizado en la residencia de mayores de Armunia

Carta abierta de agradecimiento por el trabajo realizado en la residencia de mayores de Armunia

|

UGT, a través de un carta, ha querido manifestar dónde estaban los sindicatos durante estos tiempos dificiles y convulsos para nuestra ciudad y pais.


En dicha carta, el sindicato responde personalmente a dicho entresijo, UGT y concretamente el sector de Autonómica, estaba y está donde tienen que estar, al lado de los trabajadores / as.


El escrito dice así:


DÓNDE ESTABAN LOS SINDICATOS: Si me permiten voy a responder personalmente a dicho entresijo, mi sindicato y concretamente mí sector estaba y está donde tiene que estar. 


Fueron muchos escritos pidiendo incorporarnos, denuncias y notas de prensa sobre la falta de personal, de EPIS, y de la mala gestión y organización de la Residencia Mixta de Personas Mayores de León (Armunia). 


Tengo que decir que en esos momentos existían verdaderos ataques a los sindicatos, como todo en este país, generalizando... y de verdad que era mucha la rabia que me daba porque en nuestro caso no podíamos hacer más para poder ir a ayudar a un centro, que en mi caso y en el de María José Barbero no era ni el nuestro, ni tan siquiera era nuestra Consejería. 


Tengo solo palabras de agradecimiento hacía EVA LOPEZ, liberada de mi Sector, QUE SE INCORPORÓ DÍAS ANTES DEL ESTADO DE ALARMA, debido a que el centro no había solicitado su sustitución y a día de hoy ahí sigue. 


Tengo que agradecer a Lucía Somavilla, delegada sindical con crédito horario y Auxiliar de Enfermería de dicha Residencia, QUE ME LLAMABA TODOS LOS DÍAS PORQUE NO ENTENDÍA QUE LA ADMINISTRACIÓN NO LA DEJARA INCORPORARSE A SU CENTRO PARA DESCONGESTIONAR LA CARGA DE TRABAJO DE SUS COMPAÑER@S. Hasta el día 6 de abril no pudo incorporarse y a día de hoy ahí sigue. 


Tengo que agradecer a María José Barbero, delegada sindical con crédito horario, EDUCADORA INFANTIL QUE SOLICITÓ LA INCORPORACIÓN VOLUNTARIA A ESA RESIDENCIA, DÁNDOSE DE ALTA EN EL COLEGIO DE ENFERMERÍA PARA ECHAR UNA MANO A ESE COLECTIVO QUE HASTA HACE POCAS SEMANAS NO TENÍA APENAS PERSONAL. Y a día de hoy ahí sigue. 


En mi caso, también EDUCADORA INFANTIL, y liberada de la UGT, solicito la incorporación voluntaria, echando una mano a los compañer@s de personal de servicios, cuya plantilla estaba muy mermada y una vez que se cubren, por mis titulaciones, paso a colaborar con la Terapeuta Ocupacional en el desarrollo de actividades con los usuarios. De momento y por mi obligación sindical, el domingo 10 de mayo voy por última vez a dicho centro. Quiero poner nombre y apellidos porque creo que es de justicia reconocer el trabajo de delegad@s sindicales que han estado al pie de cañón. 


Además de nuestro trabajo en la residencia hemos compaginado el trabajo sindical con ayuda eso sí, de los delegados que siguen en teletrabajo y a los que también les agradezco enormemente la ayuda recibida. 


Me quiero acordar de los residentes, de quienes he aprendido y mucho, personas mayores aisladas en habitaciones y sin embargo he conocido a algun@s que no han perdido la sonrisa, que dan gracias al personal por el trato que reciben todos los días. Me ha encantado que me contasen historias, ver su cara de asombro cuando les hacía video llamadas. Me ha enternecido cuando me contaban recuerdos, cuando me cogían la mano o leíamos juntos el monstruo de los Colores. Juntos nos hemos reído de lo impresionante de las nuevas tecnologías que ellos no llegaban a entender y hemos disfrutado cuando les llevé mis guantes de boxeo y pusimos un dibujo del virus para que le dejaran k 0. De verdad qué fácil es encariñarse con personas así y qué luchadoras son y, sobre todo, cuánta paciencia demuestran estando solos en las habitaciones... 


Dicho esto, tengo que hacer mención muy especial a todas las trabajadoras de la RMPM de León, la gente no puede imaginar la situación emocional y el sobre esfuerzo laboral que están realizando estas personas. Se exponen día a día al virus, con EPIS cuanto menos dudosos, con falta de personal, con cambios de turnos, con mermas en sus días de descanso, sin poder disfrutar de sus permisos... están literalmente REVENTADOS del gran esfuerzo que llevan realizando meses y, aun así, tendrían que ver la dedicación que tienen con nuestros mayores, la empatía que demuestran y el grado de contención de emociones que se ven obligados a realizar para trasladar a los usuari@s calma. 


¿Y qué consecuencias tendrá o tiene todo esto en estos trabajadores? Sin duda consecuencias habrá. 


¿Cómo no va a pasar factura la pérdida de residentes con los que conviven día a día? 


Cómo no va afectar que nuestros mayores te pregunten, ENTONCES LA VIDA HA CAMBIADO PARA SIEMPRE? 


¿Se plantearán las ratios para poder dar un servicio de calidad ante situaciones así? No olvidemos que este centro ya tenido denuncias y quejas por la falta constante de personal…. 


¿Comenzará la SOCIEDAD y en PARTICULAR LA ADMINISTRACIÓN a valorar, respetar a est@s trabajador@s y a mejorar sus condiciones laborales? 


¿Cómo no va a afectar la sobrecarga laboral y emocional con la que tienen que convivir día a día? 

De verdad que lo que yo he vivido este algo más de un mes no tiene palabras y solo puedo darles las gracias por su trabajo y profesionalidad, por el trato que me han dado desde el primer minuto y por poder comprobar la calidad humana que se respira en ese centro, por eso y sin dudar si la situación se vuelve a complicar allí estaré una vez más. 


Espero haber aportado algo positivo en mis días allí y haber estado a la altura de las circunstancias, tanto laborales, personales como sindicales.