El Ayuntamiento de León empieza a preparar la vuelta a la normalidad

El Ayuntamiento de León empieza a preparar la vuelta a la normalidad

|

El Ayuntamiento de León ha empezado a preparar ya la vuelta a la normalidad una vez que se ha superado la fase más aguda de expansión de la COVID-19 y con el objeto de facilitar una recuperación paulatina de la actividad social y económica.


Por ello, los responsables de cada servicio establecerán sus previsiones de reinicio y apertura de actividades, al amparo de las medidas generales determinadas por el Ministerio de Sanidad y en función de las diferentes fases que se encuentre el municipio leonés, según ha informado el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.


En este sentido, el concejal de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, Vicente Canuria, ha precisado que las medidas para la desescalada "irán también de acuerdo con las normas determinadas por la Sección de Prevención y Salud Laboral de la Subárea de Recursos Humanos y del Equipo de Trabajo para el Asesoramiento del Ayuntamiento de León".


Además, ha indicado que "no se ha parado en ningún momento, compatibilizando la excelente tarea presencial de los servicios esenciales, trabajadores en todos los departamentos y teletrabajo".


Canuria ha explicado que la reincorporación del personal municipal a sus centros de trabajo "se realizará de forma progresiva y tendrá en cuenta por un lado las necesidades de los servicios y se establece un cronograma de reincorporación progresiva de forma presencial".


Asimismo, "se mantiene la posibilidad de realizar teletrabajo" en función de las necesidades del servicio y el personal municipal clasificado como vulnerable ante el coronavirus "se priorizará la prestación de trabajo en modalidades no 'in situ'".


Cualquier empleado público con sintomatología compatible con la enfermedad COVID-19 "no acudirá al centro del trabajo y se pondrá en contacto con los servicios de salud".


DISTANCIA SOCIAL


Por otra parte, el Consistorio de la capital leonesa reorganizará los espacios de trabajo para posibilitar el distanciamiento social de dos metros y en el caso de que no fuese posible el distanciamiento social, ni la colocación de protecciones colectivas, el personal deberá llevar mascarilla.


En atención al público, además de las medidas anteriores, se deberá limitar el aforo para poder garantizar el distanciamiento social y establecer cita previa y si fuese necesario guardar cola, se marcará en el suelo la distancia de seguridad de dos metros entre una persona y la siguiente.


Asimismo, en la entrada de los centros de trabajo, se pondrá a disposición de los usuarios y las usuarias una solución hidroalcohólica y el acceso al centro será, en la medida de lo posible, un sentido de entrada y otro de salida, con unas marcas en el suelo que indiquen el recorrido.


El edil ha precisado que se informará al personal municipal de las nuevas medidas a seguir y se recalcarán las medidas higiénicas para reducir el riesgo de contagio como lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con gel hidroalcohólico, evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca, cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser y estornudar y desecharlo o evitar el contacto físico en los saludos como apretones de manos, besos, entre otros.


Asimismo, hasta la situación de nueva normalidad, es necesario mantener y adoptar medidas de flexibilización horaria, que podrán referirse tanto a las horas de entrada y salida, para evitar aglomeraciones en horas punta, como al establecimiento de turnos.