Salamanca suma la cifra más baja de fallecidos desde el comienzo de la pandemia

Salamanca suma la cifra más baja de fallecidos desde el comienzo de la pandemia

El total llegó a 13, nueve menos que la anterior
|

La situación del coronavirus en Salamanca puede llegar a resultar un tanto desesperante y muy confusa. Los contagios totales no bajan, y este sábado se registró el peor dato de toda la serie, aunque los realizados por PCR apenas han supuesto 54 casos en siete días. Y, además, los fallecidos oficiales en hospitales siguen engrosando la trágica lista en Salamanca, que todavía no ha podido celebrar un día sin muertos por coronavirus.  


Con estos datos, sumados a los de Atención Primaria, es normal pensar en una salida tardía de esta crisis en Salamanca. Pero es de recibo aclarar todos ellos para arrojar algo de luz al futuro cercano. Y es que de los 600 nuevos contagios semanales en Salamanca, 550 han sido por test de anticuerpos, que se están realizando a los más expuestos durante la pandemia como las residencias, sanitarios o farmacéuticos. Es decir, aquellos que, en muchos casos, ya han pasado por la infección y ahora dan positivo en anticuerpos pero que no tienen la infección ahora.


Este hecho, además, se explica por el aumento de test que, por fin, se ha dado en Salamanca. Otras provincias han contado antes con ello y ahora le ha tocado a Salamanca. Las casi 9.000 pruebas rápidas de anticuerpos realizadas durante la semana, 6.000 en apenas tres días, han disparado este tipo de contagios. Mientras, las pruebas PCR apenas han supuesto 1.800 en la última semana, con una buena cifra porcentual también en positivos, que fueron de 54.


 Pero es que, más allá, los datos positivos y no interpretables llegan de los fallecidos. La última semana ha sido la mejor desde el inicio de la serie. Pese a no haber visto el cero todavía, fueron trece los muertos oficiales por coronavirus que aportó la Junta de Castilla y León, en lo que es una media de menos de dos diarios.



No en vano, los 13 suponen un descenso de nueve con respecto a la semana anterior, cuando hubo 22, mientras que hace tres y cuatro se repitió el número, 30. Más allá de eso, los números estaban disparados por encima de 50. Pero es que los 13 son mejores números, incluso, que al inicio de la epidemia en Salamanca, cuando se llegó a 18 muertos en el comienzo del estado de alarma.